El Norte de Castilla

Videoconferencias para combatir la soledad en el medio rural

  • La iniciativa, que forma parte del programa 'Contigo en casa', pretende acercar un servicio de comunicación por satélite a personas mayores de 65 años sin acceso a Internet

La soledad es algo que preocupa mucho a las personas mayores, más si viven en el medio rural. Sin embargo, muchas de ellas prefieren vivir en sus casas, rodeadas de los recuerdos de toda su vida.

Por eso, vencer la terrible soledad de las personas mayores que viven en municipios pequeños es el objetivo que busca el programa 'Contigo en Casa', que promueve la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP), y que ahora se va a ofrecer en 77 municipios de la provincia de Valladolid que carecen de ADSL.

El programa fue presentado ayer a distintos alcaldes de las comarcas de Medina de Rioseco y Rueda, en respectivos actos en los que estuvieron presentes la directora general de UDP, Francisca Tricio; el presidente en Valladolid y Castilla y León, el vecino de Palazuelo de Vedija Francisco Carracedo; y el director general de Quantis, Aquilino Antuña.

Tricio fue clara al señalar que «de repente las personas mayores que se inicien en 'Contigo en Casa' se van a encontrar con una ventana abierta al mundo, van a utilizar las nuevas tecnologías para vivir mejor».

'Contigo en Casa' dota a los hogares de las personas mayores beneficiarias de un receptor de TV adaptado y accesible con cámara web y conexión a Internet, conectado vía satélite, lo que les permite comunicarse mediante videoconferencia con el Centro de Acompañamiento, con amigos y familiares, así como con otros hogares de personas mayores participantes en el programa.

La directora de UDP resaltó «la facilidad de comunicarse», pues «es cómo si se manejase el televisión con el mando a distancia». El trabajo realizado durante los últimos años ha permitido que los mayores atendidos «hayan roto la brecha digital» y se hayan convertido en usuarios habituales de Internet y de la videoconferencia, rompiendo la soledad, a la que muchos estaban condenados antes de su incorporación al programa.

A través del Centro de Acompañamiento, se contacta diariamente con cada persona beneficiaria del programa y se atiende a las posibles incidencias que puedan surgir a demanda del propio usuario.

El programa está subvencionado al cien por cien por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a través de la convocatoria del IRPF-Otros fines de interés social (la 'x' que se marca a la hora de hacer la Declaración de la Renta).

Ser mayor de 65 años vivir solo, tener un grado de dependencia leve o moderado y predisposición a aprender de forma muy sencilla e intuitiva el uso de los dispositivos de video-conexión que se le instalará en su domicilio son los requisitos para acceder al programa, totalmente gratuito.

Las peticiones deberán ser canalizadas por los Ayuntamientos a través de sus servicios sociales. Por eso, el presidente de UDP en Valladolid y Castilla y León indicó que «la pelota ahora está en el tejano de los Ayuntamientos».

Tras la reunión informativa mantenida en Medina de Rioseco, el alcalde de Villavicencio de los Caballeros, Alberto de Paz, expresó que «es muy sencillo y mucho más viable de los que habíamos pensado».

De Paz vio muy interesante este programa «para esas personas que se quedan solas y que todavía se valen, ayudándolas a conseguir una dinámica que no derive en la dependencia».

El regidor adelantó que se iban a estudiar los casos que fuesen necesarios en Villavicencio de los Caballeros con el fin de solicitar el programa. Además de destacar que «la soledad deriva en personas dependiente a más corto plazo», De Paz propuso el que pudiesen ser las mancomunidades las que solicitasen el programa.

Actualmente, Contigo en Casa, iniciado en 2008, proporciona atención y da servicio a 150 personas en 23 municipios de las provincias de Alicante, Valencia, Jaén, Albacete, Cuenca, León, Burgos y Palencia.

Para ello se utiliza tecnología de conexión a través de satélite con el operador español Quantis. El satélite permite el acceso a Internet en aquellas áreas en las que no existen infraestructuras terrestres de telecomunicaciones y, en muchos casos, ni telefonía móvil, aportando una comunicación de calidad y fluida.