El jefe de la Policía Local de Palencia critica la demora en la convocatoria de oposiciones

El inspector jefe Cisneros, con los representantes sindicales./Alba Bardón
El inspector jefe Cisneros, con los representantes sindicales. / Alba Bardón

El inspector Cisneros reclama un rejuvenecimiento urgente para una plantilla con una media de edad de 54 años

JOSÉ MARÍA DÍAZPalencia

. «En estos momentos, tenemos una media de edad en la Policía Local de 54 años. Los datos que os han facilitado desde el sindicato son reales. Ahora mismo, tenemos 23 agentes susceptibles de estar en segunda edad, aunque no todos quieren acogerse. Este año, pasarían otros 11, al año siguiente, vienen otros 11, y al siguiente, 10. Esos son los datos a tres años vista. Esto quiere decir que si estos compañeros, de aquí a tres o cuatro años, pasan a segunda actividad y tampoco se crean más plazas, pues la situación será caótica». Esta vez no han sido los trabajadores los que han alertado, ni los integrantes del comité de empresa o los delegados sindicales. En esta ocasión, quien ha expresado públicamente su preocupación, y sin ningún tipo de cortapisa, ha sido el propio jefe de la Policía Local de Palencia, el inspector Alfredo Herrero Cisneros, quien tras asistir como oyente a una rueda de prensa de representantes sindicales de la UGT sobre la jubilación anticipada de la Policía Local, no pudo contenerse y tomó los micrófonos para alertar del problema inmediato que supone el envejecimiento de la plantilla de la Policía Local.

Cisneros no tenía previsto participar en la rueda de prensa convocada por la Federación de Servicios Públicos de la UGT, pero al celebrarse en la sala de juntas del cuartel, se encontraba presente, así como algunos otros agentes palentinos. Y tras la intervención de los representantes sindicales alertando de la necesidad de renovación en la plantilla de la Policía Local de Palencia, el inspector jefe decidió aportar un dato histórico para que pudiese entenderse mejor la composición actual del cuerpo de agentes municipales. «En los años 1981 y 1982 se incorporaron en Palencia 60 policías locales en tres convocatorias», apuntó el inspector Cisneros para evidenciar la elevada edad media de los agentes y dejar claro que las convocatorias para la entrada de nuevos policías locales pueden tener carácter multitudinario, en lugar de limitarse a la cobertura de unos pocos puestos.

Insatisfacción

Tras esta intervención inicial, el jefe de la Policía Local de Palencia, ante las reiteradas preguntas de los periodistas, no tuvo más remedio que tomar los micrófonos y expresar su opinión sobre la situación actual del cuerpo en Palencia.

Y aquí fue cuando Alfredo Herrero Cisneros dejó bien claro que la Policía Local no se encuentra satisfecha con la gestión realizada durante los últimos años por parte del equipo de gobierno municipal con respecto a la reposición de nuevo personal al cuerpo. El inspector jefe manifestó abiertamente que el número de agentes que han ido incorporándose en los últimos ejercicios ha sido insuficiente y se quejó también de la lentitud de la tramitación de los concursos y oposiciones que se organizan en el Ayuntamiento de Palencia, puesto que, según indicó, al dilatarse durante tantos meses, se pierden turnos para que los nuevos agentes puedan incorporarse a los cursos de la academia de Ávila, con lo que la llegada a sus nuevos puestos se ve retrasada durante bastantes meses. «Como el Ayuntamiento no ha estado listo a la hora de convocar la oposición, los cuatro que están pendientes de incorporarse no podrán hacerlo hasta septiembre u octubre del año que viene, porque no han podido ir a la academia este año. La oposición se tendría que haber hecho entre diciembre y enero, pero no se hizo a tiempo, no han ido a la academia, luego... Cuando en otras provincias, que incluso aprobaron la oferta de empleo más tarde sí han tenido tiempo», indicó el inspector jefe, quien insistió en que a la Policía Local «no nos ha satisfecho mucho a nivel profesional, cómo se ha organizado la convocatoria de las oposiciones, porque se ha retrasado mucho», señaló.

El inspector jefe indicó también que la elevada edad y la falta de efectivos, ya que la plantilla si estuviera completa sería de 142 agentes , genera problemas de organización y condiciona la prestación del servicio. «Tenemos una media de ocho bajas de larga duración. A los 119 que somos, hay que restar ocho de media por bajas de larga duración. De segunda actividad real, tenemos 14, que no contamos con ellos para la calle, pues por debajo de estos números, quedan los que quedan. Divide por 24 horas, en tres turnos, sábados, domingos y días de guardar, pues tenemos que hacer filigranas», indicó el inspector jefe.

Por ello, Cisneros reclama que se convoquen con urgencia oposiciones que permitan paliarla falta de efectivos que se avecina para los próximos años, tanto si se aprueba la jubilación anticipada a los 59 años, como si no se produce esta situación, puesto que la entrada en segunda actividad de numerosos agentes es igualmente preocupante.

Cisneros volvió a explicar que en el año 1981 se incorporaron en dos convocatorias, 9 y 26 agentes, a los que se añadieron otros 25 al años siguiente. «Si entonces se pudo, por qué ahora no», se preguntó, al tiempo que reclamó al Ayuntamiento de Palencia que sea previsor en sus próximas ofertas de empleo público.

Sentir compartido

Coincidieron plenamente con el inspector jefe los representantes sindicales de la UGT, que presentaron públicamente la gran manifestación de la Policía Local que se ha programado para el próximo 23 de mayo en Madrid, en la que está previsto que acudan entre el 10% y el 20% de los 60.000 agentes que ha repartidos por toda España.

Juan Francisco García Crespin, responsable Federal de UGT, explicó ayer que el Gobierno y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) han acordado ya todos los términos de la anticipación de la jubilación de los policías locales a los 59 años, como otras profesiones de riesgo, pero indicó que el Ministerio de Hacienda tiene bloqueada la aprobación del Real Decreto desde hace meses. Ante esta situación, los policías se manifestarán el día 23 y el día 22 se leerá un manifiesto ante las puertas del Ayuntamiento de Madrid.

Los representantes sindicales de la Policía Local aseguran que no se entienden los motivos por los que no se ha hecho efectiva la medida, puesto que cuanto más se dilate en el tiempo, mayores problemas se generarán a los ayuntamientos, que tendrán que cubrir de forma extraordinaria y urgente un mayor número de vacantes.

Los agentes recuerdan al Gobierno que la aplicación de la jubilación anticipada no supondrá quiebra o quebranto a las arcas de la Seguridad Social, puesto que se ha establecido un modelo de compensación mediante las cotizaciones. Así, está previsto que el desembolso extraordinario en pensiones sea compensado con aportaciones del propio Ayuntamiento, e incluso una parte de los agentes, con el fin de que no se resienta la Seguridad Social.

Los sindicatos indican que la FEMP ha acordado también con el Gobierno otras medidas complementarias para que el proceso de anticipación de la jubilación no suponga tampoco un problema añadido a los municipios, para lo que se ha solicitado que parte del superávit de los ayuntamientos, que en estos momentos tiene un destino muy restringido, como la amortización de deuda o las inversiones financieramente sostenibles, pueda también destinarse a la reposición de los puestos de la Policía Local. En este sentido se ha solicitado también que se autoricen mayores tasas de reposición para que no esté permitido únicamente la cobertura de aquellas plazas que queden vacantes, como ha ocurrido hasta ahora. Los sindicatos ven también con preocupación que el documento de Presupuestos Generales del Estado no incluye las partidas de compensación por la jubilación anticipada, por lo que temen que no se pueda cumplir este año la promesa de que la medida se aplique a lo largo de 2018.

En el cuartel de Palencia, se podrían acoger ya a la jubilación anticipada 23 efectivos, a los que habría que sumar otros 11 al acabar 2018. Si se aprueba el decreto, 59 policías podrían jubilarse en los próximos cinco años. Sin esta medida de prejubilación, serían 34 los que se jubilarían al llegar a los 65 años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos