La intensidad del viento remite este domingo en Palencia

Barandilla de la terraza del Parador de Cervera, derribada por el viento.
Barandilla de la terraza del Parador de Cervera, derribada por el viento. / EL NORTE
  • La provincia sigue en alerta amarilla por las inclemencias meteorológicas

El temporal que comenzó el miércoles provocará este domingo avisos por vientos, precipitaciones, generalmente en forma de nieve, y olas en 45 provincias, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Casi toda la costa de la Península y toda la costa balear se encontrará en riesgo por olas que podrán llegar a los 7 metros de altitud. Motivo por el que Protección Civil aconseja alejarse de la línea de costa y de otros lugares bajo que pudieran ser afectados por estas elevadas mareas.

Rachas de viento de hasta 100 kilómetros por hora pondrán en aviso naranja a las provincias de Almería, Granada, Huesca, Teruel, Zaragoza, Albacete, Cuenca, Girona, Lleida, Tarragona, Madrid, Navarra, Alicante, Castellón, Valencia, Pontevedra, Mallorca y Murcia.

En Palencia, la provincia sigue en alerta amarilla, con menor intensidad del viento, aunque se deberá mantener especial cuidado, igual que en las otro ocho provincias de Castilla y León, Jaén, Cantabria, Ciudad Real, Guadalajara, Toledo, Barcelona, Melilla, Badajoz, Cáceres, A Coruña, Lugo, Ourense, Ibiza y Formentera, Menorca, La Rioja, Álava, Vizcaya, Guipúzcoa y Asturias.

Además, se registrarán nevadas importantes en Huesca, Lleida y Navarra, y más leves en Ávila, Burgos, León, Palencia, Segovia, Zamora, Madrid, Lugo, Ourense, Asturias y La Rioja. Avisos por riesgo de lluvias en Ávila, Burgos, León, Salamanca, Zamora y Cáceres.

La cota de nieve se situará entre los 600 y los 800 metros en la Península, subiendo a entre 800 y 1.000 metros en la Cordillera Cantábrica y en Pirineos. En el centro peninsular, la cota de nieve se establecerá entre los 1.000 y los 1.200 metros, mientras que en las sierras andaluzas será de entre 1.800 y 2.000 metros.

Las temperaturas irán en descenso en buena parte de la Península.