El Norte de Castilla

Ganemos se opone a que la Diputación conceda subvenciones al Obispado de Palencia

Armisén y el obispo se disponen a firmar el convenio para reparar iglesias.
Armisén y el obispo se disponen a firmar el convenio para reparar iglesias. / El Norte
  • La plataforma izquierdista señala que la institución provincial trata a la Diócesis como si fuera un municipio más de la provincia por la cuantía de ayudas que le condece

El grupo de diputados provinciales de Ganemos ha difundido un comunicado en el que se muestra contrario a la firma de convenios de colaboración económica entre la Diputación y el Obispado de Palencia. La plataforma de izquierda difunde este comunicado una semana después de la firma del acuerdo entre ambas instituciones para el arreglo de iglesias y ermitas de la provincia que no tienen la catalogación de bienes de interes cultural. La cuantía del convenio asciende a 200.000 euros, «que son los mismos que se les conceden a los cuatro pueblos más grandes de la provincia en los Planes Provinciales», critica Ganemos, que además abunda en que los ayuntamientos tiene que hacer su propia aportación, que se sitúa en torno a un 20%, «mientras que la Iglesia Católica no tiene tan siquiera dicho compromiso para el arreglo de bienes de su entera propiedad».

Ganemos insiste en que cree en «una decidida separación de ambos ámbitos, no compartimos los privilegios de la Iglesia Católica en los presupuestos de la Diputación, dinero público derivado en su mayoría de transferencias del Estado, pues esta institución mantiene acuerdos estatables que permiten la donación en las casillas del IRPF».

La plataforma ironiza con la calificación del Obispado como el municipio 192 de la provincia por la subvenciones institucionales que recibe, «mucho dinero a una institución que no paga el IBI a ningún ayuntamiento, excediendo el propio concordato que solo lo exime de las parroquias y las casas de párrocos, no de todas las otras fincas que tienen en alquiler».

Ganemos señala que a veces «el PP gobierna desde el nacional catolicismo».