El PP da la presidencia de la Diputación de Zamora al único diputado de Cs

Francisco José Requejo es saludado por los diputados del PP tras ser elegido presidente de la Diputación provincial de Zamora./J. L. Leal / ICAL
Francisco José Requejo es saludado por los diputados del PP tras ser elegido presidente de la Diputación provincial de Zamora. / J. L. Leal / ICAL

Francisco José Requejo, coordinador de Ciudadanos en la provincia, ha sido elegido nuevo responsable de la Diputación con trece apoyos

El apoyo de los doce diputados provinciales del PP ha dado este viernes al mediodía la presidencia de la Diputación de Zamora al único representante de Cs en la corporación provincial zamorana y actual coordinador de Ciudadanos en esta provincia, Francisco José Requejo, como informa EFE.

El nuevo responsable de la Diputación de Zamora ha obtenido trece apoyos en la investidura realizada mediante votación secreta mientras que el otro aspirante al cargo, el candidato del PSOE, Manuel Santiago, ha logrado el respaldo de los ocho diputados de su grupo y los cuatro de IU.

En la votación se ha cumplido el acuerdo alcanzado este jueves entre el presidente del PP, José María Barrios, y el responsable provincial de Cs, para que éste último ocupara la presidencia y los diputados del PP todas las delegaciones de área y vicepresidencias de la institución provincial.

Empresario del sector de la electricidad, de 47 años, Requejo entró en política hace cuatro años de la mano de Ciudadanos, partido por el que ha sido concejal en el Ayuntamiento de Zamora durante cuatro años y ha repetido en el actual mandato, para ser luego designado diputado provincial en una ajustada votación entre los concejales de su partido.

En su discurso tras la toma de posesión, Requejo ha abogado por una institución provincial zamorana «eficiente y transparente», en la que prime la igualdad de trato a todos los representantes de los pueblos zamoranos «sin mirar siglas».

También ha avanzado medidas de fomento de la natalidad y de «alfombra roja a los empresarios» de la provincia y ha manifestado su apuesta por la regeneración, el diálogo y por mejorar la vida de los ciudadanos.

Ha tendido la mano a los diputados de la oposición y ha prometido no aplicar el rodillo porque la provincia necesita del trabajo de todos sus representantes «más allá de posturas ideológicas».

Como anécdota, Requejo ha tenido que jurar el cargo de presidente provincial en tres ocasiones ya que los nervios le jugaron una mala pasada y las dos primeras dijo que juraba el cargo de diputado en vez del de presidente.

Tras el pleno, el diputado provincial del PSOE y alcalde de Toro, Tomás del Bien, ha culpado a su propio partido de no haber sabido negociar para que hubiera un cambio en la corporación provincial.

Del Bien, que tiene abierto un expediente de expulsión por su elección como diputado provincial en contra de la dirección provincial socialista, ha asegurado que se ha perdido «una oportunidad histórica» de cambio en una corporación provincial en la que el PP ha gobernado desde 1983.

Por su parte, antes del comienzo del pleno, la portavoz del Grupo de IU en la Diputación de Zamora, Laura Rivera, se ha preguntado en declaraciones a los periodistas si el pacto se ha gestado libremente en Zamora o es una compensación al candidato de Cs a la presidencia autonómica, Francisco Igea, por la pérdida de la Diputación de Burgos.

Rivera ha acusado a Requejo de ser «el presidente de la mafia« aunque »el padrino seguirá siendo Barrios«, ha dicho en referencia al presidente provincial del PP y las acusaciones que le hizo el propio Requejo hace una semana, cuando lo acusó de mafioso por intervenir en el proceso interno de elección del diputado de Cs.

A la investidura ha asistido el procurador regional de Ciudadanos David Castaño.