Bambi se va a Tarragona

Bambi, en el recinto vallado, donde vive alimentada por una familia zamorana. / Fundación FAADA

Una cierva recogida hace dos años por una familia de Zamora es cedida a un refugio de animales de la ciudad catalana

ALICIA PÉREZZamora

Se llama Bambi, es mansa y fue recogida hace dos años por una familia de Zamora que regenta un restaurante en un municipio de la provincia. Desde entonces, la cierva ha vivido en un recinto con piscina, propiedad de la familia que la encontró. En este cercado se han ocupado de darle de comer cebada y forraje recogidos por el padre, que compagina la hostelería con la agricultura. Eligieron el nombre de Bambi porque era la respuesta que daban a los niños que iban al restaurante y preguntaban por ella. Al fin y al cabo, «es el nombre más común para un ciervo», según reconoce la hija de la familia que regenta el restaurante y que prefiere que no aparezcan sus datos personales. «Se acerca mucho a la gente, es totalmente mansa y está acostumbrada a vernos. A veces es un poco agresiva con las personas que no conoce, pero a nosotros, que nos ve todos los días, nos deja perfectamente entrar en el cercado y le damos de comer, le acariciamos», explicaba.

Creen que cuando encontraron a la cierva, hace aproximadamente dos años, había estado anteriormente en cautividad, porque «era muy mansa y se acercaba a la gente». Entonces avisaron al Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil y se decretó «el decomiso in situ» del animal porque la cierva había perdido los instintos de supervivencia inherentes a la especie y no podían llevarla ni a una reserva ni dejarla en libertad, según comentaba ayer Anna Estarán, abogada de la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales (FAADA).

Esta entidad tiene previsto el traslado de la cierva, a ser posible esta semana, al refugio de animales Hogar Animal Sanctuary, en Tarragona, a 750 kilómetros de Zamora.

Ha sido la Fundación para el Asesoramiento y Acción en Defensa de los Animales la encargada de gestionar los trámites administrativos para la cesión del animal al centro. Para ello, se puso en contacto y presentó un escrito al Servicio de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León en Zamora, que aprobó en febrero la cesión de la cierva, según la abogada de la fundación. Antes fue necesario hacerle unas pruebas veterinarias que confirmaron que el animal no sufre ninguna enfermedad infecciosa.

«Estamos esperando, porque ahora ya sí que se la van a llevar», alegan desde la familia zamorana, que incluso se interesó y preguntó a la Junta de Castilla y León por la posibilidad de adoptar a Bambi, algo que no es posible.

Las dos entidades de Cataluña preparan ya el traslado, para el que han pedido ayuda a través de una campaña en Internet. Un veterinario experto en animales salvajes anestesiará y observará a la cierva durante el viaje de más de ocho horas. A la llegada a las instalaciones, Bambi pasará a llamarse Ruth, en honor a la periodista Ruth Toledano, activista en la defensa de los derechos de los animales. Allí estará junto a Fantasía, otra cierva que vive en esta finca de acogida animal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos