Villalba de los Alcores construirá una residencia de mayores con los ingresos de los molinos de viento

Vista general de Villalba de los Alcores./M. G. M.
Vista general de Villalba de los Alcores. / M. G. M.

La instalación de 14 aerogeneradores harán llegar importantes recursos económicos a las arcas municipales

M. G. MARBÁNVillalba de los Alcores

Una imagen que no tardará en verse. Al llegar a Villalba de los Alcores, los aerogeneradores de los parques eólicos emergerán desafiantes con sus enormes aspas. Serán, sin duda, la tarjeta de visita de un municipio en el que el viento se convertirá en el mejor aliado para soplar las velas de su futuro.

En breve se instalarán en el término municipal catorce aerogeneradores, que harán llegar a las arcas municipales importantes cantidades de dinero, «primero por obras y luego, cada año, por impuestos, lo que te cambia todo lo que podemos hacer», según expresó el alcalde, Manuel Gutiérrez, quien explicó que «ahora vamos a tener las posibilidades de bajar los impuestos todo lo que podamos».

Además, el Ayuntamiento tiene la idea de llevar a cabo una promoción de viviendas de protección, «porque hay gente joven que lo ha pedido», en palabras del regidor. Otro de los proyectos importantes que podrá llegar de la inyección económica de los aerogeneradores será el hacer realidad una residencia de ancianos de 25 o 30 plazas.

Fijar población

«Al final, de lo que se trata es de fijar población, que tanto la gente joven como la mayor se quede en el pueblo», indicó Gutiérrez, quien tiene claro que «no es de recibo que una persona que lleva toda la vida viviendo en Villalba se tenga que ir a una residencia a otro pueblo». El alcalde destacó que «si se queda en el pueblo le das la oportunidad de poder salir a pasear, de estar con los amigos y la familia, de darse una vuelta por su casa y estar por donde ha estado toda su vida».

Junto a los 14 aerogeneradores, que en breve se instalarán en Villalba de los Alcores, más adelante otra empresa colocará cerca de una treintena. Además también existe la posibilidad de que se ubiquen placas solares. Por ahora, el pueblo ya nota la instalación de los aerogeneradores de La Mudarra con trabajadores que comen en el restaurante Las Verjas.