Trabajadores de hostelería se concentran este miércoles para reclamar la aplicación del nuevo convenio

Cúpula del Milenio./El Norte
Cúpula del Milenio. / El Norte

Sindicatos señalan «diferencias» dentro de Apehva y reclaman la convocatoria de una asamblea de sus socios

El Norte
EL NORTEValladolid

Trabajadores de hostelería de Valladolid se concentrarán este miércoles, 7 de noviembre, para reclamar la aplicación del nuevo convenio colectivo, de cuya paralización culpan a la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería (Apehva), convocados por UGT y CCOO.

Según han informado los promotores de la protesta, con motivo de la celebración del Campeonato Mundial de Tapas Ciudad de Valladolid se llevará a cabo una concentración frente a la Cúpula del Milenio, sede del concurso, a las 10.00 horas.

Los sindicatos cifran entre 10.000-15.000 los trabajadores afectados por este convenio, acordado el pasado mes de marzo con la firma de la patronal hotelera, pero no la hostelera, pero que permanece sin entrar en vigor al no poder inscribirse, según la versión de los sindicatos, por el «secuestro» del acta de constitución de la mesa negociadora por parte de Apehva, documento necesario para su registro.

Para el representante de UGT, Héctor Yágüez, la prueba de este «secuestro» es el «rescate» que, a su juicio, ha pedido la patronal en forma de un nuevo acta cuya firma solicitó y que incluía unas cuotas de representatividad que los sindicatos desconocen, por lo que han rechazado esta propuesta y han tachado el documento de «extemporáneo».

Por parte de CCOO, Luis Sáez ha asegurado que existen discrepancias dentro de la Junta Directiva de Apehva por la conducta de su presidenta, María José Hernández, y de la responsable del Departamento Jurídico, María Ángeles Aller.

En opinión de Sáez, algunos asociados «se están sintiendo engañados», por lo que ha reclamado a Hernández que convoque una asamblea en la que dar explicaciones a los socios. Por último, el representante de CCOO ha pedido disculpas a la ciudadanía y al Ayuntamiento de Valladolid por el daño que su protesta pueda causar al concurso, pero ha sostenido que se ven «abocados» a ello ante la conducta de la presidenta de la asociación.