Cuando la solidaridad deja huella en los escolares

Estudiantes del CEIP Melquíades Hidalgo, durante la marcha solidaria a favor de la escuela Rekko./J. F.
Estudiantes del CEIP Melquíades Hidalgo, durante la marcha solidaria a favor de la escuela Rekko. / J. F.

Alumnos de Cabezón donan 3.000 euros para la escuela Rekko, en Guatemala; y en Peñafiel se vuelcan con la Fundación Aladina

A.O./J.F.Peñafiel/Cabezón

La solidaridad ha llegado a los centros educativos de la provincia, con alumnos concienciados en la necesidad de ayudar a quienes más lo necesitan. De esta forma, dos colegios de la provincia vallisoletana se han volcado recientemente con distintas causas. El CEIP Melquiades Hidalgo, de Cabezón de Pisuerga, junto a su Comunidad Educativa, ha aprovechado esta semana la celebración del Día de la Paz para organizar una marcha solidaria a favor de la ONG guatemalteca Rekko y con la que ha recaudado más de 3.200 euros con los que ayudarán a la organización. Por su parte, el CRA La Villa de Peñafiel, junto a las aulas dependientes de Pesquera de Duero y Canalejas, entregó ayer un cheque por valor de 3.200 euros a la Fundación Aladina destinados a ayudar a los niños hospitalizados con cáncer.

En Cabezón de Pisuerga, una vez la marcha llegó al Ayuntamiento desde el colegio, los representantes de la ONG se dirigieron a los alumnos agradeciéndoles su solidaridad y la importancia de los valores en la sociedad. Una alumna de primaria del colegio de Cabezón efectuó la entrega de los 3.269 euros recaudados en las últimas semanas. Alumnos y profesores hicieron una coreografía de la canción de Morat ‘Aprender a Quererte’, en la que el estribillo se hacía con lenguaje de signos, antes de finalizar la actividad con un chocolate y bizcochos.

El destino del dinero recaudado por el colegio de Cabezón irá destinado al proyecto de la escuela de Rekko en el municipio de Yepocapa en Guatemala, donde hay 44 niños estudiando preprimaria, y al programa de becas dirigido a 29 niños que estudian primaria en el país guatemalteco. Todos estos niños y sus familias tienen muy pocos recursos económicos.

Alumnos del CRA La Villa, de Peñafiel, posan en el momento de la entrega del cheque a la directora de comunicación de Aladina.
Alumnos del CRA La Villa, de Peñafiel, posan en el momento de la entrega del cheque a la directora de comunicación de Aladina. / A.O.

El CRA La Villa de Peñafiel hizo algo parecido. Junto a las aulas que de él dependen ubicadas en Pesquera de Duero y Canalejas, entregó en el centro cultural un cheque por valor de 3.200 euros a la Fundación Aladina, una agrupación solidaria que se ocupa del bienestar de los niños hospitalizados que tienen cáncer. El dinero lo ha recaudado el colegio público a través de varias actividades solidarias en las que han participado alumnos, profesores, padres, particulares y también diferentes colectivos de la localidad. Al igual que en Cabezón, dos alumnos del centro fueron los encargados de entregar el cheque, que recogió la directora de comunicación de Aladina, Carolina Martínez, quien acudió en representación del presidente de la ONG, el director de cine Paco Arango. Éste agradeció, en un vídeo, la colaboración solidaria del colegio La Villa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos