Los sindicatos convocan paros parciales para protestar contra los 1.200 despidos de Vodafone

Sede de Vodafone en el Parque Tecnológico de Boecillo. /G. VILLAMIL
Sede de Vodafone en el Parque Tecnológico de Boecillo. / G. VILLAMIL

La huelga está fijada para los días 29 y 30 de enero, y 5 y 7 de febrero

Jorge Moreno
JORGE MORENOVALLADOLID

Las organizaciones UGT, Comisiones Obreras y el Sindicato de Trabajadores de Comunicaciones (STC) han convocado paros parciales de una hora para los días 29 y 30 de enero, y 5 y 7 de febrero, como protesta contra el expediente de regulación de empleo (ERE) que la pasada semana anunció la empresa Vodafone, y que afectará, en principio, a unos 1.200 trabajadores que la multinacional tiene en España.

Esta cifra supone alrededor del 23% de la plantilla, y la empresa justifica la decisión de despedir por la reducción de sus ingresos, como consecuencia de las altas brutas en sus servicios, que están asociados con ofertas de operadores 'low y medium cost'.

De los 5.100 trabajadores que tiene en España, alrededor de 94 están en Castilla y León (unos 80 en Valladolid). La convocatoria de huelga se formalizó este martes, y afectaría a seis de las empresas que integran el grupo laboral Vodafone, entre las que se encuentran también Ono, Holdings Europe, Enabler España y Fundación Vodafone, todas ellas con domicilio social en Madrid.

Los paros anunciados se realizarían en los cuatro días marcados, entre las 12:30 y las 13:30, es decir, de una hora.

Según la documentación presentada en el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbritraje (Sima), el objetivo de la huelga es que la multinacional se avenga a retirar el despido colectivo para los 1.200 trabajadores como máximo. Inicialmente, para el día 24 de enero está prevista la primera reunión con los representantes de los trabajadores, en la que la empresa entregará la documentación económica y de reestructuración por este ERE.

A esta reunión también están convocados las representaciones sindicales de CGT, USO, SIO y Confederación Intersindical Galega (CIG).

Fuentes de la dirección de Vodafone explicaron la semana pasada que la cifra de 1.200 despidos, cuyas categorías y centro de trabajo no han sido concretados por el momento, es como máximo y su pretensión «es buscar un acuerdo con los representantes de los trabajadores» para reducirla.