Una ruta comunera con inspiración poética recorre el valle del Hornija

Inauguración de la ruta en La Mudarra. /N. LUENGO
Inauguración de la ruta en La Mudarra. / N. LUENGO

La Mudarra acoge la presentación de la primera etapa de la senda, que discurrirá hasta la vecina localidad de Peñaflor

N. LUENGOTORRELOBATÓN

«Hornija tienes por nombre, pobre de cuna nacido entre tapiales y huertos, mimbreros y algún molino». Así riman los primeros versos de la obra 'Amapolas Comuneras', escrita en 1978 por el historiador, escritor, académico y político Godofredo Garabito Gregorio. Una obra que constituye el germen de un sendero que fue presentado ayer en La Mudarra y que unirá los pueblos del Hornija, con un trazado histórico, patrimonial y natural que seguirá el cauce del río por el que en 1521 transitaron las huestes comuneras.

La víspera del Día de la Comunidad fue la fecha elegida para la presentación de esta ruta que lleva por nombre 'Los pasos de los comuneros'. El escenario fue la Casa Grande de La Mudarra, la casona familiar del ya fallecido Godofredo Garabito y que marca el kilómetro cero de esta senda comunera. Hasta allí se acercaron el presidente de las Cortes y de la Fundación Villalar, Ángel Ibáñez, los representantes de las instituciones impulsoras del proyecto, como son el presidente de la Fundación Godofredo Garabito, Guillermo Garabito, y el director de la empresa Patrimonio Inteligente, Álex Miranda, así como los alcaldes de La Mudarra y Peñaflor de Hornija, Víctor González y Juan Antonio Gutiérrez, pueblos que conforman el primer tramo de esta senda. También acudieron, entre otros, Natividad Casares, diputada provincial y alcaldesa de Torrelobatón, municipio al que llegará esta senda el próximo año y el alcalde de Medina de Rioseco, David Esteban.

Este proyecto impulsado por la Fundación Godofredo Garabito y Gregorio y Patrimonio Inteligente, bajo el patrocinio Fundación Villalar Castilla y León y la Diputación de Valladolid, se enmarca dentro del macroproyecto cultural V Centenario Comuneros-El tiempo de la libertad, que servirá para celebrar de aquí a 2021, el quinto centenario de esta histórica derrota acaecida el 23 de abril de 1521 en el puente El Fierro de Villalar. Según señaló el presidente de las Cortes y de la Fundación Villalar, «este proyecto busca conseguir apoyos estructurales para el desarrollo de un ambicioso programa que se celebrará en torno al V Centenario de la Batalla de Villalar.

«El objetivo es que este hito sea declarado como acontecimiento de excepcional interés público», remarcó, y aseguró que se trata de una efeméride para la cual «se deberán hacer todos los esfuerzos desde las instituciones públicas para conseguir que haya un patrocinio tanto de administraciones públicas como de entidades privadas, que puedan conseguir los correspondientes beneficios fiscales si se logra esa declaración», y puso como ejemplo el octavo centenario de la Universidad de Salamanca y la colocación de la primera piedra de la catedral de Burgos en 2021.

Este primer tramo que fue ayer presentado, y que consta de 11,5 kilómetros, supone la primera etapa de una ruta que transcurre entre La Mudarra y Peñaflor de Hornija. En 2020 está previsto inaugurar la segunda etapa, que llegará hasta Torrelobatón, con una distancia de 10,2 kilómetros, mientras que el tercer y último tramo constará de 17 kilómetros, hasta alcanzar Villalar de los Comuneros en el simbólico año de conmemoración del quinto centenario de la batalla. «Llevamos trabajando dos años, tratando de aunar voluntades públicas y privadas. Es una actividad pionera. Consideramos que era importante recuperar esta efeméride histórica y, sobre todo, el patrimonio cultural, natural e histórico de estos pueblos», explicó Guillermo Garabito, quien adelantó que van a tratar de que se declare la ruta «de interés natural». Informó de también que las obras de desbroce de este primer tramo «ya están avanzadas» y de que se prevé que en el plazo de un mes estén concluidas para poder transitar por este primer tramo. La puesta en valor del camino conlleva importantes tareas de desbroce y la recuperación de algunos elementos, como son los palomares y chozos de pastor. «También se pondrá señalización y se marcará cada uno de los kilómetros, para que los visitantes sepan lo que hay y a dónde tienen que mirar en cada lugar de la ruta», incidió Garabito.

Tras la presentación, las autoridades y todos los presentes caminaron juntos por los primeros metros de la ruta, hasta llegar al monolito instalado en La Mudarra y que marca el inicio de la senda. El monumento de hierro incluye fragmentos del poemario 'Amapolas comuneras' de Godofredo Garabito, gran amante del Valle Hornija. Como anfitrión, el alcalde de la Mudarra, Víctor González, se mostró satisfecho por el proyecto, al que deseó una buena acogida por parte de los turistas. «El recorrido del Hornija es algo inmejorable y servirá para que mientras lo transitemos pensemos en la historia, ya que esta misma ruta la hicieron los soldados en 1521, por una causa que les parecía la correcta». Juan Antonio Gutiérrez, primer edil de Peñaflor de Hornija, aprovechó también para destacar la importancia de su municipio en la historia comunera «por ser el lugar donde el ejército realista, comandado por el condestable Íñigo Fernández de Velasco, acampó para planear el asalto al castillo de Torrelobatón, gracias al refuerzo de las huestes del almirante Fadrique Enríquez y otros señores nobiliarios», recordó.

Festival joven

A partir de las 19:00 horas, el protagonismo fue para la localidad de Peñaflor de Hornija, donde tuvo lugar el Festival Joven #HazHistoria en el mirador del Cueto. Las actuaciones de Brezmes, Vila Chinaski y David Val Dj, pusieron música a las impresionantes vistas del Valle Hornija que se divisan desde el segundo monolito de esta ruta comunera. Ésta fue una actividad que apuesta por llevar la actividad cultural al mundo rural, que contó con el patrocinio de Carné Joven de Castilla y León y que pretende acercar los grupos de música emergentes de la tierra a cada uno de los pueblos protagonistas de la senda.