La Mancomunidad Torozos clausura su I Campamento Medioambiental

Los niños del I Campamento de Sensibilización Medioambiental./Laura Negro
Los niños del I Campamento de Sensibilización Medioambiental. / Laura Negro

Los 80 niños de entre 8 y 12 años y sus nueve monitores han recibido la visita de Conrado Íscar, presidente de la Diputación de Valladolid

Laura Negro
LAURA NEGRO

Valores tan importantes como la amistad, el compañerismo, el trabajo en equipo y por supuesto, el respeto por el medio ambiente. Eso es lo que han aprendido los 80 niños de entre 8 y 12 años, que han participado en el I Campamento de Sensibilización Medioambiental organizado por la Mancomunidad Torozos en la localidad de Castrodeza.

Durante 5 días estos pequeños, procedentes de 12 municipios de los 17 que conforman la entidad supralocal, han podido aprender y divertirse a través de juegos de rastreo, actividades de animación a la lectura y de conocimiento del entorno, itinerarios ecológicos, dinámicas de presentación y visitas a Planta de Recuperación y Compostaje de Residuos Urbanos y al Parque de las Contiendas.

Ayer viernes, el presidente de la Diputación Provincial, Conrado Íscar, el recién elegido presidente de la Mancomunidad Torozos y alcalde de Castrodeza, José Antonio González Gerbolés se acercaron para ver in situ las actividades realizadas por los niños y a clausurar el campamento. Estuvieron acompañados por el Diputado de Juventud y Deportes, Javier González Vega, por los alcaldes y concejales de la comarca, y también por Francisco López, jefe del Servicio de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de la Diputación y por Javier Ruiz, responsable de Tratamiento y Eliminación de Residuos del Ayuntamiento de Valladolid

«Desde Mancomunidad Torozos llevamos tiempo trabajando con los niños de nuestros colegios en materia de reciclaje y de cuidado del medioambiente. Nuestro objetivo primordial al organizar este campamento era que aprendieran a reciclar y separar los residuos, porque en estos niños está el futuro de nuestros pueblos», señaló José Antonio González Gerbolés. «Otro gran interés que teníamos era juntar a todos los niños del entorno para que hagan piña entre ellos. Que jueguen, se conozcan y se diviertan juntos. Si los niños están unidos, los pueblos también lo estarán. Lo que queremos, es crear un sentimiento de comarca», añadió

Por su parte, Conrado Íscar quien calificó la iniciativa como «todo un éxito», aprovechó para explicar que este campamento supone «la culminación a un proyecto de colaboración conjunto de toda la mancomunidad, que se ha ido desarrollando durante el curso a través de un juego en diferentes fases». Remarcó también, que «es fruto de la participación ciudadana, ya que es uno de los proyectos refrendados por los vecinos de la zona, en el trámite de selección de los Presupuestos Participativos que la Diputación ha puesto en marcha en este ejercicio presupuestario».

El campamento, que también ha contado con la colaboración de Ecovidrio, se ha desarrollado entre los días 29 de julio y 2 de agosto, en jornada de mañana entre las 10:00 y las 13:00 horas. En él han participado niños de Arroyo de la Encomienda, Castrodeza, Ciguñuela, Geria, Peñaflor de Hornija, Robladillo, Velilla, Velliza, Villán de Tordesillas, Villanubla, Wamba y Zaratán. Los 7 monitores les han hecho disfrutar a través de actividades impartidas a lo largo de estos días, bajo una gran carpa ubicada en plena naturaleza y cedida para esta actividad por la IV Subinspección General del Ejército Noroeste.

Entre los alcaldes y concejales que acudieron a visitar a los chavales de sus pueblos, estaba José Luis Álvarez, de Wamba, quién recibió un afectuoso abrazo de todos los niños de su pueblo. José Luis Rodríguez, regidor de Robladillo, valoró muy positivamente esta iniciativa en la que han participado 5 niños de su municipio. «Es estupendo verles disfrutar de esta manera. Están encantados. Sobre todo, resulta interesante para los niños de los pueblos más pequeños, ya que no tienen tantas posibilidades de entretenimiento. Es una bonita manera de que hagan amistades con otros pequeños del entorno», dijo. También Gonzalo Sánchez, concejal de Villanubla acudió a ver a los 33 niños que participaban de su pueblo y aprovechó para destacar la idoneidad del espacio elegido. «Es estupendo. En plena naturaleza. Un lugar con una interesante fauna, lo cual también ha resultado una experiencia magnífica para los niños y que no van a olvidar», dijo.

Para los chavales, la experiencia no ha podido ser más positiva. Así lo señalaban Aitana y Roberto, ambos de 11 años y de Wamba, quienes aseguraron que han «aprendido mucho y se lo han pasado muy bien». «Ya sabemos dónde tenemos que tirar cada tipo de residuo, cuáles son los diferentes tipos de contenedores, hemos ido a una planta de reciclaje donde se separa la basura y hemos conocido amigos de otros pueblos».