Íscar descorcha con cientos de botellas de cava un agosto repleto de fiestas

Chupinazo de las fiestas de Íscar de 2019./C. C.
Chupinazo de las fiestas de Íscar de 2019. / C. C.

Tres descargas de pólvora

Cruz Catalina
CRUZ CATALINAÍscar

Las calles de Íscar se sumergieron de lleno este viernes en sus fiestas populares de agosto segundos después de que la campana del reloj de la villa marcara las ocho de la tarde con el estruendo de tres potentes cohetes-bomba lanzados desde el balcón consistorial. La mecha había sido encendida por las reinas de las fiestas (Eva Peña, Erika Gutiérrez y Paula Solís), justo después de que el alcalde, Luis María Martín García, se dirigiera a los miles de peñistas y vecinos congregados en la Plaza Mayor.

Tres estruendosas descargas de pólvora, popularmente conocidas como 'zambombazo' (o lo que es lo mismo, la versión iscariense del popular 'chupinazo' pamplonica) dieron paso al baño de los presentes bajo la densa nube de burbujas salidas de un millar de botellas de cava. Y como banda sonora, gritos y proclamas, saltos, cánticos y bailes que se sucederán hasta el martes por la noche, cuanto el lastimero Entierro de la Sardina ponga fin a cinco días de jolgorio y diversión.

Hasta la llegada de ese momento, las calles y plazas comenzaron a tomar ambiente festivo con los pasacalles de la Asociación Musical Iscariense. a las ordenes de su titular, José Luis Gutiérrez, que dieron paso a la ofrenda a los patrones de la villa, Santa María de los Mártires y San Miguel Arcángel, en el templo del que es titular la primera. A sus pies, las reinas de las fiestas, junto a las madrinas y 'místers' de las peñas El Abuelo, La Popular y El Ruedo, depositaron un centro de flores y sus respectivos pañuelos verdes, morados y rojos, encomendándose cantando la Salve.

Finalizado este emotivo acto, comenzó el recorrido de la comitiva multicolor formada por los grotescos gigantes, gigantillos y cabezudos, los dulzaineros de la Asociación de Cultura Tradicional La Pinaza, la banda de música y el coche descapotable desde el que las tres soberanas no cesaban de saludar y lanzar caramelos y confetis a los vecinos que se agolpaban en las aceras. También desfilaron las tres peñas mayores con sus respectivas charangas: la olmedana Botarate Chow, la iscariense Sonido Ibérico (que celebra sus 25 años) y la riojana Makoki El Kan y su grupo Vela. Animaron el recorrido junto al resto de peñas, desde la calle Real hasta la Plaza Mayor. Allí, una vez finalizado el 'zambombazo', los servicios municipales se afanaban en limpiar mientras unos metros más arriba, en la calle Antero García, donde tiene su sede la veterana peña El Ruedo, la corporación municipal, las reinas e invitados eran objeto de una recepción por parte de las peñas.