El incremento de población compromete el suministro de agua en la Santa Espina

Suministro de agua potable en la Santa Espina. /Bomberos Diputación Valladolid
Suministro de agua potable en la Santa Espina. / Bomberos Diputación Valladolid

Los Bomberos de la Diputación de Valladolid abastecen ala localidad con 156.000 litros en tres semanas

Eva Esteban
EVA ESTEBANValladolid

Todos los años, con la llegada del verano, se enfrentan al mismo problema. «Siempre que llega el buen tiempo», dice el alcalde de la Santa Espina, Luis Miguel Puerta, la localidad perteneciente al municipio de Castromonte incrementa de tal manera su población –«llegamos incluso a cuadruplicarla», según asegura– que tienen «problemas importantes» en el suministro de agua potable. Tratan de concienciar a los vecinos de que hay que ser «responsables con el consumo», pero Puerta reconoce que es una situación que se «agudiza» conforme avanza el periodo estival. «El resto del año con lo que tenemos es más que suficiente», incide.

Desde mediados del mes de julio, los Bomberos de la Diputación de Valladolid han proporcionado más de 156.000 litros a la localidad por «disminución del caudal en su bomba de aspiración y mayor consumo». Tal y como explica el jefe del Servicio de Extinción de Incendios y Protección Civil, Juan Carlos Abad, se ha programado un suministro periódico de tres veces por semana. «Normalmente enviamos un camión cisterna, con capacidad para 12.000 litros, y hace varios viajes», apunta.

Cada salida, argumenta el responsable, cuesta en torno a los 60 euros, si bien «intentan cobrar tasas marginales». De esta manera, «para completar el suministro de agua» semanal, insiste Abad, el coste «máximo» en la Santa Espina es de unos 400 euros. No obstante, según confirman desde el Área de Cooperación a Municipios de la institución provincial, los ayuntamientos asumen el 20% del coste total del servicio y la Diputación y la Junta, el 80%restante.