El Ayuntamiento de Medina creará una nueva ordenanza para regular el ruido

Un policía municipal de Medina del Campo controla el ruido con un sonómetro. /Fran Jiménez
Un policía municipal de Medina del Campo controla el ruido con un sonómetro. / Fran Jiménez

La normativa actual, que data de 1998, «no se adapta» al reglamento autonómico en la materia

Patricia González
PATRICIA GONZÁLEZMedina del Campo

El Ayuntamiento de Medina del Campo, ante los reiterados problemas de contaminación acústica que se producen en la localidad, ha decidido poner en marcha una reforma íntegra de la ordenanza municipal de ruido, ya que esta normativa local, datada en el año 1998, «no se adapta» al reglamento autonómico en la citada materia, según explica el concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Borja del Barrio Casado, quién avanza que el consistorio medinense también elaborará un Plan Integral de carácter municipal sobre el Ruido, que incluirá diversas líneas de actuación sobre la emisión acústica y las vibraciones. Así, el objetivo es eliminar la contaminación sonora que sufre el núcleo urbano y su entorno, por lo que también tendrá que adaptarse a la Ley 5/2009 de 4 de junio de Castilla y León.

En el proceso, en primer lugar, se tendrán que decidir y redactar los cambios que se pretenden llevar a cabo en los textos actuales. Una vez consensuado lo anterior con los diferentes partidos políticos con representación en el hemiciclo medinense, la nueva normativa será debatida en pleno, donde tendrá que ser aprobada por los concejales. Tras ello, los textos serán enviados a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León. Todo este procedimiento se realizará durante este mes y el debate en pleno está planificado para la sesión ordinaria del mes de septiembre.

Según concretó del Barrio Casado, el equipo de gobierno propondrá en la iniciativa diversas medidas que pueden prever las autoridades dentro de sus competencias, entre las que se encuentran la regulación del tráfico, la ordenación del territorio, la aplicación de medidas técnicas en las fuentes emisoras, la selección de fuentes más silenciosas, la reducción de la transmisión del sonido y medidas e incentivos reglamentarios y económicos, entre otras.

Mesa del Ruido

Asimismo, y de modo complementario a la aprobación de los Planes de Acción, desde el departamento de Medio Ambiente del Ayuntamiento, según informan, «ya se está redactando un borrador» para una nueva ordenanza municipal que proteja el medio ambiente contra la emisión de ruidos y vibraciones. La actual ordenanza se redactó en 1998 y no está adecuada a la normativa actual, por lo que, dicen, «resulta necesario la actualización de la misma».

Una vez esté redactado el borrador, se procederá a constituir una Mesa del Ruido que trabajará sobre la proposición y estará integrada por los distintos agentes implicados en la problemática del ruido del municipio vallisoletano, como es el caso de técnicos de Medio Ambiente, Urbanismo, Protección y Movilidad; asociaciones de vecinos, de empresarios y hosteleros; representantes de los Colegios Profesionales de Arquitectos, arquitectos técnicos e ingenieros y representantes de los grupos políticos del Ayuntamiento.

Con estas acciones, según incide el edil, «se pretende regular las emisiones acústicas y sonoras y dar seguridad a todos los agentes implicados, vecinos y empresarios, para conseguir unos objetivos de calidad acústica adecuados para mejora de la convivencia y de las condiciones acústicas del municipio, y que permita regular, entre otros, los espectáculos en vía pública», asevera.