El nuevo Espacio Joven abrirá en octubre y ofrecerá una oficina de apoyo a la emancipación

Recreación de cómo será la terraza del Espacio Joven, con un aforo para hasta 300 personas en actuaciones de pequeño formato. /El Norte
Recreación de cómo será la terraza del Espacio Joven, con un aforo para hasta 300 personas en actuaciones de pequeño formato. / El Norte

El centro, que sufrió un retraso por problemas estructurales en los forjados, aprovechará la azotea para actuaciones en pequeño formato

Lorena Sancho
LORENA SANCHOValladolid

Un espacio abierto, creativo y polivalente, que ofrezca innumerables recursos y posibilidades para las demandas actuales de la juventud. Un lugar que se erija en punto de encuentro y que sea dinamizador de la actividad juvenil, que impulse talleres formativos e, incluso, laborales, pero que a su vez ofrezca un programa de ocio alternativo para los vallisoletanos de los barrios del entorno de Rondilla que tengan edades comprendidas entre los 14 y los 30 años. Así nace el Espacio Joven Zona Norte, un servicio que el área de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Valladolid tendrá listo en junio tras varios meses de retraso por un problema estructural en los forjados y una inyección presupuestaria de 1,5 millones de euros, pero que no abrirá sus puertas hasta el comienzo del nuevo curso, una vez que esté adaptado con el mobiliario correspondiente.

Habrá dos novedades importantes dentro de la estructura del edificio que albergó la antigua Escuela de Relaciones Laborales de la calle Olmo, en Rondilla, donde se levantará este nuevo espacio, que se sumará al ya existente en el antiguo matadero del Paseo de Zorrilla. Por un lado, la apertura de una Oficina de apoyo a la Emancipación Juvenil, con punto de información, orientación y formación en los ámbitos de empleo y vivienda, «porque ahora mismo es la clave para los jóvenes», precisa el concejal de Participación Ciudadana, Alberto Bustos. Y, por otro, la apertura de un estudio de radio con talleres y programas que ofrecerán información debates y reportajes, mientras que habrá espacios para dar oportunidades a Dj's e, incluso, para recuperar el teatro radiofónico.

El Espacio Joven Zona Norte se levantará así en unas instalaciones que han aprovechado «el cascarón del antiguo edificio» de Relaciones Laborales –cedido por la Junta para este fín–, que se ha vaciado y recuperado en un espacio único que no existía. Aquí se levantará un auditorio–salón de actos, un espacio de reunión y estudio, sala de de ordenadores y puntos de formación e información. Serán, en total, 1.560 metros cuadrados útiles, de los cuales, casi un tercio, 484 metros cuadrados, irán destinados a una terraza abierta o azotea que se aprovechará para ofrecer actuaciones en pequeño formato. «Aquí podrá haber teatro, proyecciones de cortometrajes o conciertos en acústico para no generar molestias a los vecinos. Por eso todo ello tendrá limitaciones acústicas y horarios adecuados», precisa el concejal Alberto Bustos.

Existe además la posibilidad de que se planten huertos urbanos que convivan con esa zona de actuaciones, así como la programación de pequeñas reuniones o exposiciones. La capacidad de esta azotea será de unas trescientas personas, mientras que el aforo de todo el centro ascenderá a 1.300 usuarios a la vez.

Auditorio polivalente

Las obras, tras el citado retraso avanzan estos días con la colocación de los grandes ventanales que inyectará luz natural a la nueva estructura, que se cimentará sobre espacios diáfanos y polivalentes, con una textura urbana que reservará, incluso, una pared para grafitis creativos. El diseño, que corre a cargo de Arias Garrido Arquitectos, busca así tabiques móviles que permiten distintos usos en un mismo recinto. Así por ejemplo, el auditorio previsto es virtual y puede convertirse a su vez en una zona de estancia o de exposición. «Hay una cosa que nos han dejado clara y es que los jóvenes buscan muchas zonas de estancia, tener rincones donde poder estar con su ordenador y una red wifi. Y no quieren recovecos, quieren espacios únicos y abiertos», señala Bustos.

Para adaptar los usos del nuevo centro a las necesidades y demandas de los jóvenes hay actualmente una consulta abierta a través de internet (www.valladolid.es/participacion/es/encuestas) con el objetivo de recabar propuestas de actividades en el Espacio Joven y que este centro «sea dinamizador juvenil». Porque de aquí, matizan desde el área de Participación Ciudadana, «pueden salir iniciativas vinculadas con el empleo».

El acceso a este nuevo espacio será libre, con una forma de participación «más informal», «pues cuantas más trabas se pongan en cuanto a inscripciones y demás, más costará que los jóvenes se animen», señalan desde el Ayuntamiento.

El objetivo, además, es que este nuevo centro, que se sumará a los espacios municipales de la ciudad, se incorpore dentro de los puntos utilizados para Vallanoche, el programa de ocio alternativo para que los jóvenes puedan desarrolar actividades en las noches de los sábados.