Dos nuevas rutas de transporte empezarán en abril en la provincia y otras tres sufrirán cambios

Usuarios de una de las líneas de transporte que tiene su punto de salida en Valladolid. /R. O.
Usuarios de una de las líneas de transporte que tiene su punto de salida en Valladolid. / R. O.

Tordesillas dispondrá de un autobús a las 21:30 horas desde Valladolid para prestar servicio a los universitarios y Traspinedo contará con uno más a las 10:00 horas

Lorena Sancho Yuste
LORENA SANCHO YUSTE

Hay una media de 1.137 ciudadanos del medio rural vallisoletano que cada mes utiliza alguna de las 55 rutas de transporte que comunican municipios con cabeceras de comarca o, directamente, con la ciudad de Valladolid. Una media de 3,09 viajeros en cada una de las 19.844 expediciones realizadas entre 2013 y 2017 y una población beneficiada de 107.621 habitantes en 150 municipios. Y, pese a las cifras, aun no es suficiente. No lo es a tenor de la demanda de alcaldes y usuarios, que han reflejado en la convocatoria de participación abierta de cara a la quinta fase del Plan Provincial de Transporte sus propuestas para incorporar nuevas líneas y realizar modificaciones en paradas y horarios ya existentes pero que consideran necesarias para prestar un mejor servicio.

La quinta fase del plan que la Diputación tiene previsto dar luz verde en este mes de marzo –con la renovación del convenio con la Junta– incorporará dos nuevas líneas que afectarán a Tordesillas y Traspinedo para dar respuesta a la petición de sus respectivos ayuntamientos. El primero de los municipios tendrá así un autobús a las 21:30 horas desde Valladolid para poder transportar a los universitarios que estudian en horario de tarde. Saldrá del paseo del Cauce y tendrá parada en Santa Cruz.

En el caso de Traspinedo, será también una línea de nueva creación que saldrá de la localidad a las 10:00 horas y llegará a Valladolid a las 10:26. En este caso será los lunes, miércoles y viernes y se sumará a la ya existente de forma regular a las 9:00 horas de lunes a sábado.

Aunque desde la institución provincial inciden en que se trata de un Plan de Transporte abierto, en constante cambio en función de las propuestas y necesidades municipales –estará abierto a los alcaldes–, lo cierto es que su puesta en funcionamiento acarreará ya las primeras modificaciones desde el próximo 1 de abril. En principio serán tres las rutas que sufrirán cambios; una de ellas, la que comunica Wamba con la capital, modificará horarios (aunque es posible que incorpore una nueva línea un día a la semana hasta Torrelobatón), mientras que las otras dos introducirán novedades en el destino. Se trata de la de Robladillo y Geria, que hasta ahora terminaba en Simancas como punto lanzadera hacia la capital y que desde el 1 de abril comunicará directamente estas dos poblaciones con la ciudad. Lo mismo ocurre con la de Valoria la Buena, Cubillas de Santa Marta, Quintanilla de Trigueros y Corcos del Valle, que actualmente termina en Cigales, municipio donde pueden tomar otro autobús para dirigirse a Valladolid. Desde el 1 de abril estos cuatro municipios estarán directamente comunicados con la capital con una línea directa.

El objetivo de esta quinta fase es mantener así los servicios de transporte regular, mejorarlos en cuanto a las propuestas municipales e incorporar dos nuevas rutas, como son las de Traspinedo y Tordesillas

Como novedad en esta quinta fase del Plan Provincial de Transporte, la Diputación financiará infraestructuras como marquesinas o postes en las paradas en aquellos municipios interesados. En un primer sondeo que deberán concretar a lo largo del año fueron ochenta los municipios interesados en esta renovación del mobiliario de transporte. Falta ahora por concretar qué partida presupuestaria tendrá la Diputación y qué aportación harán los ayuntamientos.

Autobús al estadio de fútbol

Entre las novedades que incluirá la quinta fase del Plan Provincial de Transportes se encuentra la creación de las nueve líneas que facilitarán a los socios del Real Valladolid en la provincia su traslado hasta el estadio José Zorrilla y que hasta ahora han funcionado en periodo de prueba (de forma gratuita).

La Diputación está pendiente de disponer de las fechas y horarios de los partidos que el equipo disputará en casa para poder poner en funcionamiento el servicio, que tendrá un precio de 1 euro la ida y 1 euro la vuelta.

Para poner en marcha este servicio, la institución provincial cotejará el número de socios que el club tiene en la provincia para poder calcular qué número de plazas es necesario en cada una de las rutas. De momento, en el periodo de prueba, siete de las nueve rutas han tenido un buen número de usuarios, mientras que el futuro de las otras dos dependerá de la aceptación que tenga en los primeros meses.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos