Muere un toro en el desencajonamiento de esta tarde en Peñafiel

Momento del encontronazo en el que uno de los toros ha muerto. /A. O.
Momento del encontronazo en el que uno de los toros ha muerto. / A. O.

El animal se ha partido el cuello cuando unos de los mansos le ha caído encima

El Norte
EL NORTEValladolid

Un toro ha muerto en el desenjaule de esta tarde en Peñafiel cuando un toro ha embestido a uno de los mansos y éste, a su vez, ha caído sobre otro de los astados que se ha partido el cuello.

Programa completo

Mañana a las 9.30 h. tendrá lugar el primer encierro de estas fiestas al que seguirá la suelta en la Plaza del Coso. Ya por la tarde, a las 17 h. se celebrará el primer chúndara.

La subasta de balcones, a la baja

Algo insólito, o al menos curioso, hasta donde alcanza la memoria de los más veteranos de la subasta de los balcones que el Ayuntamiento de Peñafiel posee en la plaza del Coso. Uno de ellos, la vista número 15 de la subasta que este martes se celebró en el salón de plenos, quedó desierto. No hubo quien pujase ni con lo mínimo, los 650 euros con los que se abrió la oferta. Acto seguido se subastó el último balcón, el número 16, que sí que se colocó a ese precio (a partir de 650 empiezan las pujas). Con la subasta cerrada, ya apareció un interesado que adquirió la vista que quedó desierta, haciéndose con ella por el precio de salida de todos los balcones, como estipula el pliego de condiciones: 650 euros.

A. O.

El Consistorio posee en la plaza del coso tres inmuebles en los que hay 16 balcones que cada año se subastan el día 14 de agosto, tras el chupinazo. Desde estos miradores de propiedad municipal se pueden seguir los numerosos festejos taurinos que se celebran del 14 al 18 de agosto durante las fiestas patronales de Nuestra Señora de la Asunción y San Roque.

Una vez finalizada la subasta, las cuentas arrojaron una cifra de 13.850 euros. Esto supone 3.175 euros menos que el año pasado, cuando la cuantía recaudada ascendió a 17.025 euros. De esta forma, se vuelve a niveles del 2014 y 2016, cuando se consiguieron fondos por valor de 13.525 y 13.425 euros, respectivamente. El tope se consiguió en 2009, con 24.900 euros.

Subasta de balcones en Peñafiel.
Subasta de balcones en Peñafiel. / A. O.

El descenso de público en el salón de plenos no parecía el mejor escenario para que la licitación de balcones fuese de las más jugosas. Desde la apertura de las puertas se vio que la afluencia era menor que en anteriores ocasiones, cuando se colapsaba hasta el pasillo de acceso. Al principio se mantuvieron los niveles de la anterior subasta. Por las seis vistas de la primera vivienda se consiguió exactamente lo mismo que en 2017 (5.025 euros). Y el comienzo de las pujas por los tres miradores del siguiente inmueble fue muy bien, superando a las de la anterior edición en 350 euros en conjunto. Aquí se pagó el máximo por uno de ellos, por el 9, hasta 1.325 euros. Fue a partir de los balcones número 10 y 11 cuando se produjo el descenso, y después, el desplome hasta abonarse el mínimo por cada una de las cinco vistas restantes, incluida la que quedó desierta en un primer momento.

Desfile de gigantes y cabezudos.
Desfile de gigantes y cabezudos. / A. O.

La clave de la bajada puede estar en que los más veteranos en estas lides se dieron cuenta de que prácticamente el número de balcones y el de interesados en hacerse con ellos era el mismo (luego se vio que no, que había una vista más), por lo que fueron pujando sin competir. Quien ofrecía la primera oferta, automáticamente se quedaba con el mirador sin competencia. Además de abonar el mejor precio, también se quedaron con los mejores palcos, pues todos los que se sitúan en estos inmuebles municipales tienen una entrada por el exterior de la plaza del Coso, por lo que se puede entrar y salir en cualquier momento, sin correr peligro, aunque haya novillos sueltos por la plaza.

Chupinazo.
Chupinazo. / A. O.

Desde el balcón

Las fiestas arrancaron con el chupinazo, que este año se encargó de lanzar el histórico director de la Banda Municipal de Música, José María Barruso. Antes de encender la mecha del cohete, el director expresó su satisfacción por haberle sido concedido el honor de lanzar el cohete, a la vez que deseó muy felices fiestas a quienes se congregaron bajo el balcón del Ayuntamiento desde el que lanzó el chupinazo. El desfile de gigantes y cabezudos reunió a númerosos niños y padres.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos