Muere un chico de 13 años al recibir un «disparo fortuito» de rifle en una cacería en Villalba

Muere un chico de 13 años al recibir un «disparo fortuito» de rifle en una cacería en Villalba

La víctima, estudiante del colegio Apostolado y sobrino nieto de Vicente Garrido Capa, estaba apostada en un puesto de una montería de jabalíes

J. SANZ

Un disparo de rifle, según todos los indicios, «fortuito» acabó a primera hora de la tarde de ayer con la vida de un chico de tan solo trece años en el transcurso de una cacería de jabalíes, en la que se encontraba en compañía de unos familiares, que tuvo lugar en un monte situado en el término municipal de Villalba de los Alcores, una localidad de cuatrocientos habitantes situada a 35 kilómetros al norte de la capital, por la carretera de Fuensaldaña y ­Mucientes.

Los hechos tuvieron lugar a las 13:30 horas en un paraje situado cinco kilómetros al sureste del casco urbano de Villalba de los Alcores, entre un monte público y una finca denominada Santa María, donde tenía lugar una partida de caza de jabalíes, una práctica habitual es esta localidad, en la que residen en dos fincas próximas un tío y uno de los abuelos de la víctima, Guillermo M.M., de 13 años.

El joven, afincado en la capital y estudiante del colegio Apostolado (Camino Viejo de Simancas), se encontraba apostado en un puesto junto a otro menor, un familiar, cuando recibió un «disparo accidental» de un rifle y el proyectil le alcanzó en la cabeza, según se limitaron a confirmar ayer fuentes de la Subdelegación del Gobierno, que incidieron en que la investigación de la Guardia Civil apunta a que se trató de un «accidente de caza».

Tercera víctima mortal este año en la comunidad

Los accidentes de caza se han cobrado tres vidas en lo que va de año en la comunidad. La primera víctima fue un hombre de 73 años, que murió el 20 de enero en la localidad abulense de Valdecasa. Meses después, el pasado 30 de septiembre, fallecía de un disparo un joven de 30 años entre San Ildefonso y Palazuelos de Eresma (Segovia). Y ayer fue un chico de tan solo 13 años el que perdió la vida en un monte de Villalba de los Alcores.

Su muerte llega tres meses después de que un chico de 12 años muriera de un disparo de revólver en un piso de Huerta del Rey. Su abuelo está procesado por posesión del arma.

Los participantes en la montería avisaron al 112 a las 13:29 horas y los médicos que acudieron al escenario –se llegó a enviar un helicóptero medicalizado– solo pudieron confirmar la muerte del joven, cuyo cuerpo fue trasladado después al Instituto de Medicina Legal para la práctica de la autopsia. El menor que le acompañaba durante el fatal accidente también tuvo que recibir asistencia por un ataque de ansiedad.

El tanatorio de Las Contiendas acogerá a partir de las 12:00 horas de hoy la capilla ardiente y la iglesia del colegio Apostolado será el escenario del funeral, que se celebrará mañana a las 18:30 horas. Allí estudiaba el menor fallecido, Guillermo M.M., sobrino nieto del ­empresario Vicente Garrido Capa ­(presidente de Lingotes ­Especiales).

«La familia del chico viene habitualmente por el pueblo y un tío suyo, que tiene aquí una finca, es aficionado a la caza», explicaron fuentes municipales antes de concretar que un grupo de cazadores «alquila habitualmente el monte público para realizar las cacerías» y de mostrar su «consternación por la muerte de un chico tan joven».

 

Fotos

Vídeos