Se amplía el mapa de los «espacios del miedo» en Valladolid

Túnel de Arco de Ladrillo. /R. Gómez
Túnel de Arco de Ladrillo. / R. Gómez

Mujeres vallisoletanas continúan enviando sus experiencias a El Norte

A. G. E. Valladolid

Las vallisoletanas han seguido desgranando, después del primer mapa de los espacios del miedo publicado por El Norte, algunos de esos puntos que consideran peligrosos en la ciudad. Se trata de zonas que son percibidas por las mujeres como de riesgo solo por el hecho de ser mujeres, por lo que no aparecen necesariamente en el mapa lugares asociados a altos índices de delincuencia, porque en ellos la percepción del peligro es independiente del género.

Más información

Estas son algunas de las experiencias que han compartido estos días por correo, en la dirección participa.nc@elnortedecastilla.es, o whatsapp, en el número 682 745 186.

P.

«La experiencia de caminar por plazas abiertas con suelo de piedra en una noche oscura y vacía, caminado con tacones cuyo sonido reverbera en el aire es también estremecedor para una mujer. La plaza de Santa Universidad, la Plaza de Santa Cruz, son ejemplos de ese eco que te hace consciente de tu presencia en un espacio que por el día bulle animado, con estudiantes, padres, niños, profesores que se despiden y se reencuentran. Pero la noche convierte este ágora alegre en un espacio que magnifica la pisada de un tacón convirtiéndola en un presagio trágico. La piedra y el tacón... no se puede correr, no se puede disimular, el taconeo despierta en los que acechan pensamientos lujuriosos que nos dejan al descubierto, revelando nuestra fragilidad».

Anónima

«Cualquier calle o zona estrecha, oscura, aislada, poco transitada o solitaria, sin viviendas, con pocos locales comerciales abiertos y sobre todo por la noche.

Los túneles, unos más que otros, pero todos son zona de alto riesgo.

Cruzar parques, o entrar a pasear o a estar en noches calurosas de verano, sobre todo si son amplios y frondosos y están aislados de las calles, como el Parque de La Paz, Canterac, Rondilla o Campo Grande. Son muchas las veces y muchas las mujeres que nos hemos encontrado con exhibicionistas, hombres masturbándose frente a nosotras, alguno que nos sigue y propuestas vergonzosas en estos lugares».

Anónima

«Los rincones en el interior de los portales también son espacios que nos han deparado algún que otro susto. Y si aparcamos el coche en un garaje, sobre todo si es grande, los laberintos y rincones entre puertas, todas las zonas de nadie y espacios ocultos entre columnas, pasillos y accesos a ascensores.

Como calles concretas que a partir de cierta hora no son recomendables: Estación (por el muro de la vía), Paseo de La Esgueva, Puente la Reina, Tordo (sobre todo la zona peatonal hasta Juan Carlos I), Andrés Laorden, López Gómez, Juan Carlos I (sobre todo zona sin viviendas), Juan Mambrilla (zona peatonal), Filipinos, Crtra. La Esperanza, Paseo Farnesio, zona Delicias entre Arca Real-Juan Carlos I-Gral. Shelly»

T.

«Para mí lo peor es Moreras, ya que en la zona donde se hace el botellón no hay apenas ninguna farola y no se ve nada. Otra zona es la de la calle Joaquín Velasco Martín, en los alrededores del colegio Marista La Inmaculada, ya que por las noches es una zona por la que no hay gente apenas y la verdad no da mucha seguridad».

M. T.

«En el artículo nadie menciona los aparcamientos subterráneos. Casi siempre mal iluminados y con recovecos».