Manifiesto «por una Atención Primaria de Calidad»

Concentración 'por una Atención Primaria de Calidad' ante el centro de salud de Peñafiel. /A. O.
Concentración 'por una Atención Primaria de Calidad' ante el centro de salud de Peñafiel. / A. O.

Los médicos y personal de los centros de salud de Castilla y León se han concentrado en las puertas de los centros de salud reclamando medidas urgentes

Agapito Ojosnegros Lázaro
AGAPITO OJOSNEGROS LÁZARO

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Atención Primaria, los profesionales médicos, sanitarios y administrativos que desempeñan su trabajo en los centros que prestan este servicio en Castilla y León interrumpieron unos breves minutos su tarea diaria este viernes para reivindicar la importancia del servicio que prestan, reclamando una atención primaria de calidad

Convocados por distintas organizaciones profesionales y sociedades científicas, se procedió a la lectura de un manifiesto a la entrada de los centros de salud, como fue el caso de Peñafiel, en la provincia de Valladolid.

En este caso concreto el encargado de leerlo fue el director del centro peñafielense, José Luis Almudi, quien además preside el Colegio Oficial de Médicos de Valladolid

Rodeado de sus compañeros, el doctor Almudi leyó las dos hojas del manifiesto que ya de entrada dejaba bien claro la urgencia de las medidas que solicitan. El escrito se encabezaba con dos rotundas frases: «La Atención Primaria en nuestra comunidad está en riesgo. ¡Es necesario actuar y hacerlo ya!»

En el escrito se afirma que  «la  Atención  Primaria  es  el  eje  fundamental  de  cualquier  Sistema  de  Salud.En Castilla  y  León,  como  en  el  resto  de  Comunidades  Autónomas,  asistimos  a  un deterioro progresivo» en este tipo de prestación, la más próxima al ciudadano,  menoscabo «que nos puede llevar a una situación insostenible para los profesionales e insatisfactoria para los ciudadanos». Asimismo, en el manifiesto se refleja que «una deficiente financiación  histórica  y una ausencia de  planificación  estratégica  a medio  y  largo  plazo  nos  han  llevado  al  punto  en  el  que  estamos,  con  una preocupante falta de recursos humanos y medios materiales».

Por todo ello consideran que «este es el momento para tomar decisiones importantes ante los retos que tenemos  por delante», como son «el envejecimiento de la población, la atención a los enfermos crónicos y en nuestra región la dispersión. Hay que realizar cambios importantes en el modelo de atención, ya que si no, está abocado al colapso por varios motivos».

José Luis Almudi, presidente del Colegio Oficial de Médicos de Valladolid.
José Luis Almudi, presidente del Colegio Oficial de Médicos de Valladolid. / A. O.

Estas razones, expuestas en el escrito, son: «La pérdida y fuga de profesionales por la precariedad de los contratos, el deterioro de las condiciones de trabajo, la sobrecarga asistencial, la burocratización de las consultas, la excesiva medicalización del sistema,  la falta de continuidad asistencial por la desconexión entre niveles y la  insuficiente  tasa  de  reposición en  los  profesionales  para  compensar  las numerosas jubilaciones de los próximos años». 

Esto motiva diversas peticiones que también han recogido en su escrito, tales como una financiación adecuada que llegue, como  mínimo,  al 25%  del presupuesto para Sanidad con un presupuesto finalista para recursos humanos, infraestructura y equipamiento. Asimismo reclaman  que  se  vele  por  el  prestigio  de  la  Atención  Primaria  y sus especialistas, como  se merece, con presencia  en las facultades de medicina  y enfermería; considerando también imprescindible una  reordenación  de  los  recursos  humanos, dimensionándolos en función de las características de la población de cada Zona Básica de Salud, la cual contemple el tiempo  suficiente  para  atender  a  los  pacientes limitando  el número  de  pacientes  diarios  en  agenda  a  30  y  permitiendo  tiempo  para  las actividades comunitarias, la formación y la investigación.

Dignificar los contratos para mejorar las condiciones laborales y acabar con la precariedad, reconocer el esfuerzo para la docencia y la excelencia en la práctica clínica y la investigación, liberar a los profesionales de Atención Primaria de actividades que no aportan valor (como las burocráticas), aumentar la dotación de los centros de salud y consultorios; invertir  en  tecnología,  comunicaciones,  capacitación  y  formación continuada,  sobre  todo  en  las  zonas  rurales;  y  avanzar  en  la  comunicación tecnológica y personal entre Atención Primaria y Hospitalaria, aseguran que es fundamental «para asegurar  la  continuidad  asistencial  y  la  eficiencia  del  Sistema  Sanitario  en  su conjunto».

 «Es una obligación de todas las instituciones y debería ser un compromiso de todos los partidos políticos contribuir a la creación de un Pacto de Estado por la Sanidad que desarrolle plenamente la Atención Primaria. Para eso nos tendrán al lado a las organizaciones profesionales y sociedades científicas». 

«Sin una Atención Primaria fuerte y sólida ningún Sistema Sanitario será capaz de mantener la eficiencia y, por supuesto, su sostenibilidad», rubrica el manifiesto que ha movilizado a la comunidad de Atención Primara de Castilla y León, porque: «¡Hay que actuar y hay que hacerlo ya!», enfatizan los convocantes en el escrito leído.