Se llevan la placa de la calle dedicada a Celtas Cortos en Valladolid

El soporte en el que se encontraba la placa. /El Norte
El soporte en el que se encontraba la placa. / El Norte

Las señales apuntan a que el o los ladrones quería un recuerdo del grupo vallisoletano

M. E. García
M. E. GARCÍA

Otro cartel, en esta ocasión la placa de una calle, ha sido 'víctima' de los vándalos aunque parece que esta vez el vándalo tiene corazón de coleccionista. La placa de la calle dedicada a Celtas Cortos ha desaparecido durante la madrugada y su soporte ha terminado en el suelo. Todas las señales apuntan a que el o los ladrones quería un recuerdo del grupo vallisoletano.

Fuentes municipales apuntan a que la placa, que vale alrededor de unos 200 euros, se repondrá durante los próximos días (dos o tres). Por el momento, el soporte se retirará del lugar ya que podría resultar peligroso hasta que el proveedor sirva la nueva placa y vuelva a su sitio.

El soporte en el que estaba colocada la placa tirado en el suelo.
El soporte en el que estaba colocada la placa tirado en el suelo.

Este es un capítulo más añadido a los destrozos de carteles en la calle Santiago a altas horas de la madrugada durante los últimos fines de semana. De los de la Semincia los del Concurso de Pinchos en las madrugadas del viernes al sábado y del sábado al domingo.

El pasado 20 de abril, como no podía ser de otra manera, los Celtas Cortos inauguraban su calle con la presentación de su útimo single 'Silencio al que asistieron el alcalde de Valladolid y tres integrantes del grupo Goyo Yeves, Jesús Cifuentes y Alberto García.

Sin embargo, la placa se colocó una semana antes cuando se sustituyó la de Mariano Miguel López un nombre destinado a desaparecer desde que el pleno del Ayuntamiento de Valladolid decidiera retirar de su callejero ocho nombres franquistas.

Al parecido a este robo ocurrió en Leganés con la placa que lucía en la calle dedicada a ACDC en el municipio madrileño. En marzo del 2000 alguien se llevó el cartel. En ese caso, el servicio privado de seguridad de la plaza de toros La Cubierta, donde estaba colocada, vio cómo un grupo de jóvenes salía corriendo de la calle e iba presumiendo de haber quitado la mítica placa. Los vigilantes jurados avisaron a los agentes locales, pero éstos no lograron detener a los jóvenes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos