En libertad el cazador detenido por los disparos del 29 de Octubre de Valladolid

Una vecina pasa entre tres agentes de la UIP, este miércoles en Las Viudas. /J. S.
Una vecina pasa entre tres agentes de la UIP, este miércoles en Las Viudas. / J. S.

Los agentes buscan aún la pistola utilizada en fin de año y hallan dos proyectiles más que cayeron en las dos sedes de la Diputación

J. Sanz
J. SANZValladolid

Los agentes consiguieron localizar y detener a primera hora de la mañana de este miércoles al presunto autor de los disparos al aire con una pistola realizados para celebrar el fin de año en el polígono de viviendas del 29 de Octubre. El sospechoso, Arturo J. J., de 26 años, fue localizado en las inmediaciones de su domicilio en el mismo barrio de Pajarillos y entregó voluntariamente siete armas que tenía en su casa (tres escopetas de caza, dos carabinas y una pistola de aire comprimido y otra pistola de fogueo). Tenía licencia para todas ellas debido a su condición de cazador y de aficionado al tiro olímpico. El problema es que los agentes creen que la pistola que, según todos los indicios, disparó aquella madrugada de fin de año era real y aún la buscan. (todas ellas con su correspondiente guía legal de pertenencia). El juez le dejó en libertad ayer mismo por la tarde.

Noticias relacionadas

Pero los policías mantienen la hipótesis de que los proyectiles disparados desde la calle Calandria eran reales e, incluso, creen que tres de ellos fueron a parar al centro. Uno impactó y rompió el cristal de un piso de estudiantes de la calle Torrecilla y otros dos fueron a parar a los patios de las dos sedes de la Diputación, en el palacio de los Pimentel (Angustias) y el Hospital Viejo (Sanz y Forés). Estos últimos fueron localizados en la mañana de de miércoles por los propios funcionarios, que avisaron al 091 y fueron recogidos por los agentes.

Los tres proyectiles se correponden a una pistola de nueve milímetros, similar a la que muestra el autor de los disparos en Pajarillos en el vídeo compartido en las redes sociales, y están ya en manos de los especialistas de balística de la Policía Científica. Los agentes consideran «probable» que las balas, que fueron disparadas en un ángulo de unos 45 grados hacia el entorno en el que se han encontrado los tres proyectiles, pudieron llevar una trayectoria parabólica y caer a 1.000 metros de distancia en la calle San y Forés, a 1.300 enTorrecilla y a 1.590 en Angustias.

Licencias y sin antecedentes

Pero sin la pistola que los detonó es imposible demostrar la autoría, reconocen fuentes policiales. El sospechoso, Arturo J. J., sí cuenta con licencia de armas del tipo E (tiro olímpico) y B (caza). En su ficha policial solo figura una detención vinculada a un delito de robo con violencia e intimidación en 2013, del que fue exonerado al archivarse la investigación judicial. Carece, por tanto, de antecedentes y puede tener armas legales. No tiene, claro, licencia para tener una pistola real y por eso está siendo investigado por un delito de tenencia ilícita de armas.

La investigación judicial deberá esclarecer si los hechos son constitutivos de algún otro tipo de delito, como imprudencia temeraria, dado que el tirador que recoge el vídeo grabado en la calle Calandria efectúa cinco disparos junto a dos niños de corta edad. El caso sigue abierto. «Arturo disparó con una pistola de fogueo y los niños tiraron petardos esa noche», defienden los vecinos del sospechoso en el 29 de Octubre.

Puente reconoce que hay que «atajar» la situación en Las Viudas

El alcalde, Óscar Puente, reconoció este miércoles que hay que «corregir y atajar» la situación en Las Viudas, al igual que en el 29 de Octubre, si bien matizó que las medidas «no solo deben ser policiales», en alusión a los proyectos urbanísticos, educativos y sociales que están en marcha en las dos barriadas o en previsión. El regidor sostuvo que «si hay que poner más efectivos se ponen, pero no tiene sentido que el debate se haga públicamente». La Policía Nacional, entre tanto, busca a los dos autores de los disparos de escopeta en Las Viudas.