«España entera está con la niña Sara», destacan los abogados de la acusación en el primer día del juicio por su muerte en Valladolid

Entrada de uno de los furgones en el que desplazaron a uno de los dos acusados./R. UCERO
Entrada de uno de los furgones en el que desplazaron a uno de los dos acusados. / R. UCERO

La Audiencia de Valladolid inicia la selección de los nueve miembros y dos suplentes de jurado

J. Asua
J. ASUA

El juicio por la muerte la niña Sara, que se celebra en la Audiencia de Valladolid, acaba de comenzar con la constitución del jurado para proceder, a continuación, a la lectura de los escritos de calificación de las partes, así como a las alegaciones previas. Desde las nueve y media de la mañana los letrados de las acusaciones y las defensas han accedido a Palacio de Justicia y han fijado sus posiciones de cara un proceso que se prolongará hasta el 14 de mayo. Antes, dos furgones de Guardia Civil han entrado en los garajes del inmueble con los dos acusados de la muerte de la pequeña de cuatro años , que falleció en agosto de 2017, víctima de lesiones y abusos sexuales continuados.

Más información

La primera en atender a los medios de comunicación ha sido la letrada del padre biológico de la niña, Isabel Palomino, quien ha subrayado que «hoy es un día triste porque se va a rememorar la muerte de Sara, España entera va a estar con ella». En su opinión, «la Justicia va a actuar de una forma positiva para que estas cosas no se produzcan y los menores estén protegidos». Palomino ha explicado que su cliente no presenta acusación contra la madre al considerar que «no ha tenido nada que ver con los hechos», al tiempo que ha subrayado que si la progenitora «hubiera detectado alguna alerta, habría actuado». Para la pareja de Davinia M. G., Roberto H. H., esta parte pide prisión permanente revisable por asesinato, maltrato continuado y violación. «Quien estaba al cargo de las niñas era él», ha destacado.

Rocío Achucarro, abogada de la Asociación de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales, que ejerce la acusación popular, afronta el juicio «con tranquilidad» y con la confianza en que sirva para aclarar lo sucedido. «Los dos acusados, presuntamente, son culpables, la madre por comisión por omisión, porque no ha protegido a su hija que acababa de cumplir cuatro años; una niña tan débil a la que le estaban pasando tantas cosas», ha lamentado. Sin embargo, esta parte no le acusa de un delito de agresión sexual para no aumentar las penas «de una manera desmedida» Para ambos, eso sí, pide prisión permanente revisable.

Por su parte, Juan Victorio Serrano, letrado de Davinia, ha entrado muy rápido al edificio de la Audiencia y solamente ha afirmado que su patrocinada «es inocente y así se demostrará en el juicio». El letrado de Roberto H. H., Ángel Núñez, no ha querido hacer ninguna valoración.

Desde la Asociación Clara Campoamor, que ejerce la acusación popular, Luis Antonio Calvo, ha calificado el suceso de «gravísimo, el más grave en el que me ha tocado intervenir en los muchos años que llevo y veremos cómo se desarrolla». Las penas que piden son prisión permanente para él al que consideran autor material de los hechos. Para la madre solicita la misma pena «por omisión del deber de salvar a su hija y de defenderla, lo que permitió que sucedieran estos hechos».

En este momento, a puerta cerrada, se está contituyendo el jurado. Fuentes consultadas avanzan que es probable que a la sesión de mañana, cuando está previsto que declaren los dos acusados, acuda la presidenta de la Asociación Clara Campoamor, Blanca Estrella Ruiz. También se comenta en los pasillos que el padre de Diana Quer podría desplazarse a Valladolid, aunque está pendiente de la presentación de un libro. La Asociación Clara Campoamor ha declinado el respaldo ofrecido por el padre de la niña Mariluz para asistir, ya que es miembro de una candidatura del PP por Huelva y no se considera adecuada su presencia en este momento electoral con el objetivo de evitar un posible uso político del proceso.