Juzgan en Valladolid a tres vecinos de Coslada por robos en naves agrícolas de Medina de Rioseco

Un equipo Roca de la Guardia Civil inspecciona maquinaria en una explotación agraria. /Merche de la Fuente
Un equipo Roca de la Guardia Civil inspecciona maquinaria en una explotación agraria. / Merche de la Fuente

La Fiscalía solicita penas de cuatro años y seis meses de prisión y una indemnización solidaria al propietario del material no recuperado, valorado en 675 euros

M. J. Pascual
M. J. PASCUALValladolid

La Audiencia de Valladolid juzgará este martes a tres vecinos de la localidad madrileña de Coslada, integrantes de una banda de robos exprés, que están acusados de llevarse material del interior de tres naves agrícolas de Medina de Rioseco. La Fiscalía considera que son autores de un delito continuado de robo con fuerza en las cosas y pide cuatro años y seis meses de prisión, respectivamente, para George A.L., de 25 años; Marius D. A., de 32; y Cristian D. B., de 33 años, todos ellos de nacionalidad rumana. Además se pide que indemnicen, de manera solidaria, al propietario de las herramientas sustraidas, que nunca aparecieron, con 675 euros.

Según el escrito de conclusiones provisionales de la Fiscalía, sobre las 20:00 horas del 1 de diciembre de 2016, los tres hombres, junto con un cuarto que a día de hoy se encuentra en paradero desconocido, viajaron en un Volvo S-80 desde Coslada, donde residían, hasta Medina de Rioseco. Abandonaron la AP-6 al llegar a la intersección con la carretera comarcal VP 5504 que conduce a Rioseco «con el propósito de cometer robos en naves agrícolas, ganaderas o industriales».

Una vez en ese término municipal, entraron en una nave situada en el kilómetro 0,700 de esa carretera, propiedad de Agripas CB y, tras quebrantar las cerraduras de dos naves donde se guardaban tres tractores equipados con sistemas de navegación GPS y se apropiaron de esos equipos, valorados en 30.163 euros. En concreto, se trata de dos volantes negros con sistema de geolocalización, dos pantallas, tres aparatos, dos cajas negras y el cableado de los equipos.

Esa misma noche, continúa el relato del ministerio público, se dirigieron a otra nave, propiedad de J. P. P. ubicada en la carretera que une Medina de Rioseco y Villanueva de San Mancio. Tras forzar la cerradura de la puerta de la nave, accedieron a su interior y se apropiaron de un taladro, un juego de llaves de carraca y una soldadora, herramientas tasadas en 650 euros.

Vigilancia y detención

Después, regresaron a Coslada, donde llegaron en torno a las 9:15 horas del día siguiente, 2 de diciembre, momento en el que fueron interceptados por la Guardia Civil. La dotación les había seguido desde que salieron de la localidad madrileña la tarde anterior y les había perdido de vista cuando salieron de la autovía en dirección a Rioseco. Los agentes regresaron a Coslada y montaron un dispositivo de vigilancia en los sitios de paso obligado para los sospechosos. Tras identificar a los cuatro ocupantes del vehículo, les requisaron los equipos GPS, que después fueron devueltos a sus propietarios. Sin embargo, las herramientas sustraídas en la nave de J. P. P. no fueron recuperadas.