Invasión de palas gigantes en Valladolid

Una de las palas en dirección a La Mudarra./Twitter Policia Municipal
Una de las palas en dirección a La Mudarra. / Twitter Policia Municipal

La Policía Municipal presta protección especial al paso de estos molinos que se dirigen a la subestación eléctrica de La Mudarra

Fidela Mañoso Largo
FIDELA MAÑOSO LARGOValladolid

Un total de 400 palas eólicas, de dimensiones extraordinarias, van a pasar por el punto en el que confluye la avenida de Gijón con la A-62, en dirección a la subestación eléctrica de La Mudarra. Pero no se asusten. No lo harán todas juntas porque habría que parar el tráfico durante horas, incluso días. Han empezado a hacerlo desde la semana pasada con cadencia, de una en una o de dos en dos.

Sea como sea, la Policía Municipal ha informado de esta circunstancia por si acaso usted, conductor, se topa con uno de estos molinos gigantes que hubieran provocado nuevas alucinaciones al Quijote. Las enormes palas eólicas vienen acompañadas por la Guardia Civil en carretera y al llegar a la ciudad, donde tiene competencia la Policía Municipal, les comunican de la llegada para que les presten protección en ese punto, ya que es necesario cortar el tráfico para que los camiones que las transportan puedan llevar a cabo el giro en la rotonda con total seguridad.

Y es que Red Eléctrica de España ha concluido la ampliación de la subestación eléctrica de La Mudarra para inyectar una potencia en renovables similar a una nuclear o a dos centrales térmicas. Allí se dirigen las palas eólicas, para aprovechar el viento que sopla en Montes Torozos.