Industria anuncia una reunión «clave» para resolver el conflicto de Made en Medina del Campo

Una de las múltiples protestas llevadas a cabo por los empleados de Made./P. G.
Una de las múltiples protestas llevadas a cabo por los empleados de Made. / P. G.

Reyes Maroto informa que en próximas fechas se producirá el encuentro entre el administrador concursal, el inversor y el principal acreedor

Patricia González
PATRICIA GONZÁLEZMedina del Campo (Valladolid)

Se hizo esperar, pero la reunión en la que se decidirá el futuro de los cerca de cien trabajadores de la planta medinense que el grupo gallego Isowat Made posee en Medina del Campo, y que se encuentra en concurso de acreedores desde hace varios meses, se realizará en próximas fechas, esta semana o la próxima a lo más tardar, según explicó el presidente del comité de empresa, Ángel Santos, durante la mañana del martes a través de un mensaje de whatsApp enviado a los representantes sindicales de esta mítica factoría.

Este mensaje es fruto de la conversación telefónica que Santos mantuvo durante la tarde noche del pasado lunes con la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, quien solicitó, a través de la delegada de Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, y en el transcurso de una cena con los principales empresarios de las Comunidad, hablar personalmente con el representante de los trabajadores de la fábrica.

Al parecer, la titular de Industria decidió terminar con la especulaciones «negativas» y la incertidumbre «colectiva» que han surgido en la localidad desde que el pasado 18 de noviembre anunciara, después de mantener una reunión con los representantes la sede local de la UGT, que los empleados de la factoría podrían recibir el año nuevo con la noticia de que un importante empresario nacional estaría «a punto de cerrar» el proyecto de reindustrialización del que ha sido uno de los principales motores económicos del municipio.

Maroto, oriunda de Medina del Campo, no es ajena a «incertidumbre» y al estado de «nerviosismo» que los empleados tienen desde que se hiciera público el anuncio de un posible desenlace favorable, pero la agenda de la titular de Industria, con un viaje profesional a Cuba a finales de noviembre, y la falta de concreción de la reunión que anunció con el inversor, los representantes del comité, el administrador concursal y el banco gallego Abanca (principal acreedor de Isowat Made), hizo que el «pesimismo» y la «falta de confianza» de los trabajadores se hiciera extensible.

En primera persona

Según explicó la alcaldesa de Medina del Campo, Teresa López, que también estuvo presente en el encuentro con los empresarios en el que se fraguó la llamada, «Reyes siempre ha estado pendiente del tema de Made y como es una persona muy responsable decidió llamar personalmente al presidente del comité de empresa para explicar en primera persona la situación actual de las negociaciones».

Al parecer, Abanca estaría «más receptiva» para poder negociar con el nuevo inversor, que «no ha perdido el interés por hacerse con la fábrica de Medina del Campo que tendría carga de trabajo para que saliera hacía delante».

Según el informe realizado por el administrador concursal y por el juzgado de La Coruña, que se encarga de este concurso de acreedores, el propietario de Isowat Made tiene una deuda de alrededor de 70 millones de euros con Abanca, cantidad que el inversor estaría renegociando con la entidad financiera por lo que «todo depende de Abanca y de si decide reducir la deuda o renegociarla».

La semana pasada los representantes de la entidad financiera de sello gallego estuvieron reunidos con el Ministerio por lo que «la sensaciones son buenas y la predisposición también».

Órdenes expresas

Ante este cambio, Maroto ya ha dado órdenes expresas de concretar en próximos días (esta semana o la próxima dependiendo de la disponibilidad de agendas) una reunión con el inversor, Abanca, y con el administrador concursal para «intentar que las negociaciones lleguen a buen término y que no se alarguen más».

Muchos de los trabajadores esperan que estos encuentros sean productivos y que de manera oficial su situación se solucione antes de que el administrador concursal decida que Made entre en subasta, ya que muchos de ellos atraviesan por una situación económica delicada.

Al parecer, ya habrían cobrado el 54% de la nómina del mes de septiembre y tendrían pendientes de pago el 46% y 17 días de la de octubre, más 107 días de la paga por parte del administrador concursal. Asimismo, Fogasa tendría que abonarles 15 días de febrero, todo el mes de marzo y diez días de abril.