Un hombre en libertad bajo fianza salva de ahogarse a una vallisoletana en Puerto Banús

El Hossain El Haddad, durante el rescate a la accidentada vallisoletana.

La mujer se precipitó al agua cuando realizaba una fotografía y el héroe, acusado «por error» de tráfico de drogas, se lanzó a rescatarla

Juan J. López
JUAN J. LÓPEZ

Escuchó que una mujer se estaba ahogando y no lo pensó. Se quitó la ropa y se lanzó al agua. El Hossain El Haddad (43 años), natural de Marruecos, caminaba por Puerto Banús buscando trabajo junto a unos amigos cuando escuchó que una mujer había caído al agua y se estaba ahogando. Al tiempo que corría hacia el lugar, se fue quitando la ropa y sin pensarlo se tiró al mar, informa el Diario Sur.

La mujer, natural de Valladolid, se encontraba de vacaciones con unas amigas en Marbella, cuando al intentar realizar una fotografía se precipitó al agua, con el tremendo agobio de sus acompañantes.

La vallisoletana, de 70 años, tras superar el susto inicial, no encontró la forma de acceder de nuevo al paseo marítimo, y tenía dificultades para mantenerse a flote, obstaculizada por su bolso, el abrigo y su intento desesperado de mantener a salvo la cámara y el teléfono móvil, con los brazos en alto.

Sin una escalera próxima, la accidentada trataba mantener una postura horizontal en el agua, mientras los viandantes se congregaban en el paseo.

La mujer y su rescatador esperan a que el servicio de puerto acuda a asistirles.
La mujer y su rescatador esperan a que el servicio de puerto acuda a asistirles.

Acto heroico

En este momento, El Hossain no lo pensó y se lanzó a por la accidentada. Tras llegar a ella, logró acercarla a la plataforma de un barco, donde la puso a salvo, mientras él permanecía nadando a su lado. «Tiene el cielo ganado», exclamó uno de los compañeros del marroquí, mientras el resto de viandantes aclamaba su valentía.

Pocos minutos después, y pese a las reticencias a moverse por parte de la vallisoletana, una zodiac de seguridad del puerto se aproximó a ambos y los trasladó a tierra firme, donde una ambulancia les atendió.

Este rescate no tendría más relevancia, si no fuera porque el rescatador se encuentra en libertad bajo fianza. El Hossain explica al Diario Sur que fue acusado por tráfico de drogas tras ser detenido junto al hombre para el que trabajaba, un discapacitado al que cuidaba que resultó ser el jefe de una banda de narcotraficantes. «Cuando la policía lo detuvo en su casa, a mí también me llevaron, aunque yo no tenía nada que ver», explica. El jefe murió en la cárcel y su esposa pagó la fianza de El Hossain. Ahora se encuentra residiendo en Madrid junto a unos familiares y tiene la obligación de firmar en los juzgados los 1 y 15 de cada mes hasta que se celebre el juicio.

Aunque actuó de forma espontánea, El Hossain confía en que su intervención le ayude a superar su difícil situación judicial y pueda regresar a Marruecos a ver a su mujer y a sus cuatro hijos, porque por el momento tiene prohibida su salida de España.