Descafeinado fin de feria en el coso vallisoletano

Guillermo Hermoso de Mendoza rejonea a uno de los toros./Ramón Gómez
Guillermo Hermoso de Mendoza rejonea a uno de los toros. / Ramón Gómez

Guillermo Hermoso de Mendoza cortó dos orejas en una corrida de rejones que atrajo a solo un tercio del aforo

El Norte
EL NORTEValladolid

Descafeinado final de feria en el tradicional festejo de rejones en Valladolid, con poco público y frialdad en el ambiente.

Abanto de salida, barbeando tablas el primero de la tarde, Pablo Hermoso de Mendoza estuvo certero con los dos rejones de castigo. Clavó con eficacia en banderillas sobre 'Berlín' y dejó medio rejón de muerte que fue suficiente. Nuevamente estuvo entonado con el cuarto, inverosímil por los adentro a dos pistas en el tercio de banderillas con 'Berlín'. Quebró en corto el de Estella y dejó un rejonazo a la segunda a la hora de matar.

Vibrante estuvo Lea Vicens con el segundo, un toro con muchos pies que sacó mucho poder. Destacó en los quiebros y en las batidas al pitón contrario. Sin embargo fueron excesivos los fallos con las cortas en terrenos de tablas. Mató de un rejonazo trasero después de pinchar en el primer intento. Lea estuvo tan voluntariosa como desigual a la hora de clavar en el quinto, el toro menos colaborador del encierro, que se echó antes de entrar a matar. Muy trasero de colocación colocó la francesa el medio rejón de muerte, informa Efe.

PabloHermoso besa a uno de sus astados.
PabloHermoso besa a uno de sus astados. / Ramón Gómez

Guillermo Hermoso de Mendoza protagonizó lo mejor de la tarde en el tercero. Vibrante y entregado el joven rejoneador, se ajustó a la hora de clavar dejándose llegar muy cerca el novillo. Grandes cotas alcanzó con las cortas a dos manos sobre 'Pirata'. Un rejonazo fue suficiente para acabar con su oponente. En el sexto, nuevamente Guillermo firmó una entregada actuación aunque con menos fortuna a la hora de clavar que en su primer turno. Conectó con los tendidos en el galope a dos pistas, así como en los caracoleos en la cara del toro. Dejó un rejonazo de muerte tras pinchar previamente en dos intentos.

Lea Vicens clava el rejón de muerte.
Lea Vicens clava el rejón de muerte. / Ramón Gómez

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos