En libertad con cargos los dos detenidos por asestar navajazos a tres peñistas en La Cistérniga

Los sanitarios trasladan a los heridos en la reyerta registrada en la Plaza Mayor de La Cistérniga en presencia de los guardias civiles. / El Norte

Los autores, vinculados a un clan, atacaron a los jóvenes por salpicarles al finalizar la discomovida

J. Sanz
J. SANZVALLADOLID

Los jóvenes de La Cistérniga disfrutaban en la madrugada de ayer de las últimas canciones de la discomovida en la Plaza Mayor, con motivo de la víspera de las fiestas patronales, cuando cumplieron con la 'tradición' de lanzar los restos de sus consumiciones al aire y salpicaron a un grupo de visitantes que, a tenor de lo ocurrido después, no se lo tomaron precisamente bien. Tanto es así que alguno de ellos «fueron directos» a por los integrantes de una peña local, 'Que no falte', y enseguida sacaron a relucir «navajas» con las que acabaron causando diversos cortes a tres chicos de 25 y 23 años. Dos de ellos permanecían ingresados al cierre de esta edición en los hospitales Clínico y Río Hortega con pronóstico reservado, aunque fuera de peligro. El tercero recibió el alta médica a primera hora de la mañana, según confirmaron fuentes municipales, sanitarias y de la investigación.

Los agentes del puesto de la Guardia Civil de Tudela de Duero han detenido ya a los autores de los navajazos, dos jóvenes de 19 años de edad vinculados a un conocido clan local de Barrio España, a quienes se les imputa un delito de lesiones graves con arma blanca.

Los hechos tuvieron lugar en torno a las 4:20 horas, cuando la discomovida que prologaba las fiestas patronales de La Cistérniga, después de una tarde dedicada expresamente a las más de noventa peñas censadas en el municipio, cerraba la verbena. «Los chicos tienen la costumbre de lanzar sus consumiciones al aire cuando se acaba la verbena y, al parecer, a un grupo de personas les molestó que les salpicaran», apuntaron ayer testigos presenciales de la multitudinaria pelea que se produjo a continuación. Los agresores, según las mismas fuentes, «fueron directos a por los integrantes de la peña 'Que no falte'» y, al menos, dos de ellos sacaron a relucir navajas. Y todo ello en plena corazón de una localidad que horas después inauguraría cinco días de fiestas en honor a Nuestra Señora del Carmen.

«Fueron a por ellos»

«Fueron a por ellos y enseguida pasaron de los golpes a los navajazos», añadieron los testigos de una refriega que dejó tres heridos por arma blanca y varios contusionados. Los agresores, al parecer, se retiraron hacia la carretera de Soria y allí también se produjo un segundo encontronazo con jóvenes del pueblo que se saldó sin lesionados de consideración. Después huyeron antes de la llegada de las primeras patrullas de la Guardia Civil, cuyos agentes identificaron ya a algunos de los participantes en la agresión, aunque la detención se produjo a mediodía de ayer, según informó la Subdelegación del Gobierno.

Dos de los heridos, ambos de 25 años, fueron trasladados en ambulancia al Clínico. El primero, que sufrió cortes en el abdomen y en el brazo izquierdo, recibió el alta horas después; mientras que el segundo, que recibió un navajazo en el costado izquierdo, continuaba ingresado con pronóstico reservado.

El tercer lesionado, y el más grave, fue evacuado al Río Hortega y presentaba otra herida incisa en el abdomen que pudo alcanzarle al hígado, aunque, al igual que el resto de víctimas, está «fuera de peligro». Su pronóstico, no obstante, es reservado. «El chico se encontraba bastante bien, aunque estaban mirando por sí tenían que intervenirle, pero está consciente», apuntaron las fuentes municipales consultadas.

Libertad con cargos

Los tres lesionados pertenecen a la misma peña y tienen su domicilio habitual en La Cistérniga, una localidad en la que «nunca se había registrado un incidente de esta gravedad durante las fiestas», según lamentó ayer su alcalde, Mariano Suárez.

Los dos jóvenes detenidos fueron puestos en libertad con cargos tras declarar en la Comisaría por considerarse que no existe riesgo de fuga y carecer de antecedentes policiales ni penales.

«Vamos a reforzar la seguridad durante todas las fiestas»

«No puedo entender cómo alguien puede venir a divertirse a un pueblo en fiestas con una navaja en el bolsillo», lamentaba el alcalde de La Cistérniga, Mariano Suárez, antes de considerar que lo ocurrido anoche, al término de la verbena, «es un hecho aislado que esperamos que no vuelva a repetirse jamás». El propio regidor anticipa que van «a reforzar notablemente la seguridad durante todas las fiestas» con una mayor presencia de patrullas de la Guardia Civil y de la Policía Local y con la contratación «de cuatro vigilantes privados para evitar cualquier problema».

El alcalde reconoce que entre los peñistas «parece ser que tienen la costumbre de tirar al aire sus consumiciones cuando acaba la verbena» y matiza que, aunque puede «entender que a alguien le moleste si le mojan, lo normal es que se zanje con una disculpas y un poco de comprensión».

El programa de fiestas, que durarán hasta el martes, se mantuvo ayer, sin que se registraran incidentes reseñables, y continuará hoy con una suelta de vaquillas por las calles a la partir de las 9:00 horas y la verbena a las 0:30 en la plaza.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos