Cuñados y socios en un centro especial de empleo

Cuñados y socios en un centro especial de empleo
Óscar Bezos Milán y Henar Núñez López. Ceedeval
Laura Negro
LAURA NEGROvalladolid

Óscar Bezos y Henar Núñez rompen con el tópico de cuñados mal avenidos. Ambos tienen caracteres que se complementan, inquietudes similares y comparten intereses y pareceres. Tanto es así, que juntos han emprendido un negocio que ha servido para reforzar sus lazos familiares y para hacer realidad el sueño de ambos. Su proyecto empresarial es Ceedeval, un centro especial de empleo que facilita la integración laboral de personas con discapacidad y que ofrece servicios a otras entidades y empresas en materia de atención al cliente, mantenimiento, jardinería y limpieza, principalmente.

Óscar empezó muy joven a trabajar en un laboratorio de pintura y más tarde como operario industrial. Trabajos que tuvo que dejar de realizar al sufrir una enfermedad tras la que le reconocieron el 39% de discapacidad. A partir de ahí, su vida laboral siempre ha estado vinculada a diferentes centros especiales de empleo, realizando tareas que su discapacidad le permitía asumir. Su último empleo fue como responsable de las áreas de Personal y Comercial de una empresa de servicios, una experiencia que le sirvió de mucho a nivel profesional y también personal, y que le dio el empuje necesario para tomar el camino del emprendimiento. «Tenía ganas de superarme a mí mismo y decidí montar mi propia empresa», relata.

Henar es trabajadora social, aunque nunca ha ejercido de ello. Tras varios años como teleoperadora en el sector de las telecomunicaciones, en 2008 abrió un negocio familiar dedicado a la venta de uniformes laborales que continúa en activo. «Siempre he querido trabajar para mi. Tuve que valorar si podía compaginar la actividad en ambas empresas. Vi que podía asumirlo y nos pusimos manos a la obra», explica ella completando la historia.

En una cafetería. Allí surgió la idea de emprender juntos. Una conversación de cuñados derivó en que Óscar y Henar terminaran siendo socios. «Fue todo muy rápido. Óscar ya estaba en paro, pero no tenía nada claro todavía. Empezamos a hablar en broma sobre la posibilidad de montar algo juntos y al final acabamos hablando en serio. Vimos que con mis conocimientos de administración y su experiencia en el sector podíamos hacer un buen equipo. Al día siguiente iniciamos las gestiones. Ambos somos muy activos y no se nos pone nada por delante. Enseguida lo vimos hecho», cuentan.

Acudieron a la Ventanilla Única de la Cámara de Comercio para informarse de los trámites para poner en marcha el proyecto. Lo siguiente fue elaborar la memoria que debían presentar en la Junta de Castilla y León para obtener la certificación como centro especial de empleo. «Óscar conocía bien el sector y además nos atraía la idea de ayudar a las personas con discapacidad a insertarse en el mercado de trabajo, proporcionándoles un empleo productivo y remunerado, adecuado a sus características personales. Es complicado obtener la certificación, pero hicimos un buen trabajo y en poco tiempo lo teníamos en marcha. Empezamos los trámites en agosto de 2017 y en septiembre iniciamos la actividad, explica ella.

De cerca

Emprendedores:
Óscar Bezos Milán (49), operario y comercial, y Henar Núñez López (45), trabajadora social
Inicio de la actividad
septiembre de 2017
Contacto
C/ Almendrera, 16. Arroyo de la Encomienda. Telfs: 652 378 570 y 661 468 111. www.ceedeval.com

En el Área de Orientación Laboral del Servicio Público de Empleo de Castilla y León les asesoraron sobre la forma jurídica de la empresa, y les ayudaron con la tramitación de las subvenciones y del pago único de la prestación por desempleo de Óscar. «He recibido una ayuda de la Junta de Castilla y León para el pago de cuotas de la Seguridad Social, correspondiente al 50% durante 12 meses. También me han concedido 10.000 euros por la incorporación de socios trabajadores a la sociedad. La cantidad estipulada es de 5.500 euros, pero al tener reconocida una discapacidad, me concedieron casi el doble. He solicitado también una ayuda de la Junta para la compra de maquinaria y equipamiento de oficina», cuenta Óscar.

Ceedeval tiene su sede en el vivero de empresas de Arroyo de la Encomienda. Óscar y Henar tienen las tareas bien definidas y repartidas. Él se encarga de la parte comercial y de gestión de personal, y ella lleva la administración, facturación, prevención de riesgos laborales y formación. «Sabemos separar la empresa de nuestra vida privada, y por eso cuando estamos en familia no hablamos de trabajo. Ambos somos muy dialogantes y siempre llegamos a un consenso. Tenemos claro que lo primordial es el beneficio de la empresa, no el personal», dicen.

Inserción de discapacitados

En Ceedeval estos socios y cuñados se dedican a la inserción laboral de personas con discapacidad mediante la externalización de servicios relacionados con la atención al público, control de accesos, jardinería, limpieza, mantenimiento y otros servicios auxiliares. Sus clientes son mayoritariamente empresas, instituciones, comunidades de vecinos y centros deportivos. «Siempre valoramos la discapacidad de forma individual, para asignar a cada persona el puesto más adecuado. Queremos que nuestros trabajadores estén satisfechos con su puesto de trabajo. Yo tengo discapacidad y puedo entender que hay situaciones difíciles para estas personas. Por eso no queremos que sufran bajo ningún concepto», explica Óscar.

«Colaboramos con asociaciones como Inserta y ya se nos conoce en el sector, por lo que cada vez nos llegan más candidatos para nuestra bolsa de empleo. Ya tenemos 20 empleados y en los próximos días llegaremos a 30. Estamos muy satisfechos y orgullosos porque hacemos una muy buena labor, nuestros trabajadores están contentos y las empresas clientes están satisfechas con la calidad de los servicios que ofrecemos. Nuestros factores diferenciales son la profesionalidad, la atención personalizada, precios muy competitivos, el respeto medioambiental y la eficiencia. Nuestra ilusión y las ganas de trabajar son cada día más grandes», añade orgullosa Henar.