Los contribuyentes del medio rural deben a los ayuntamientos 30 millones

Interior de las nuevas oficinas de Reval en Valladolid./R. Otazo
Interior de las nuevas oficinas de Reval en Valladolid. / R. Otazo

La deuda se refiere a la acumulada desde 1994, aunque solo la del pasado año fue de cinco millones en periodo voluntario

LORENA SANCHO YUSTEValladolid

Hay una lista negra, un censo negativo de empresas y personas físicas que mantienen una deuda histórica con Reval, el organismo de la Diputación de Valladolid que se encarga de recaudar algunos de los impuestos más importantes para los ayuntamientos de Valladolid. Desde que Reval echara a andar en el año 1994, acumula una deuda aproximada de treinta millones de euros. Es histórica, aglutinada año tras año desde hace casi un cuarto de siglo, que sigue su curso en la tramitación para intentar cobrarla pero que, en un gran porcentaje de los casos, será ya difícil de recuperar por situaciones de insolvencia o fallecimiento. «Cuando se realiza el cobro en periodo ejecutivo (no voluntario) se reduce la deuda en un porcentaje alto durante los primeros años. Después, en los sucesivos es más difícil de cobrar, pero sigue su curso y se intenta cobrar hasta el final, hasta el embargo en muchos casos», sostuvo el diputado responsable de Reval, Guzmán Gómez.

Con datos más recientes, entre el periodo 2012 y 2017 estaba previsto recaudar 308 millones de euros, pero 16 pasaron a la lista de morosos de la provincia. Y otro más. Solo el del año 2017. Aquí se pusieron al cobro 548.880 liquidaciones por importe de 53 millones y en el periodo voluntario se cobraron el 90,41%, por lo que alrededor de cinco millones se tramitan por la vía ejecutiva (51.000 recibos). «La inmensa mayoría de los contribuyentes cumplen con su obligación», precisa el diputado Guzmán Gómez, quien incide en que la vía ejecutiva funciona «y se intentan agotar todos los trámites para cobrar».

Inspecciones sobre el IAE en cinco pueblos con 16 expedientes

Desde el año 2016, el Organismo Autónomo de Recaudación (Reval) ha llevado a cabo una serie de inspecciones tributarias en empresas de cinco municipios para conocer si están o no actualizadas con lo que declaran. De momento, según precisó el presidente, Guzmán Gómez, se han inspeccionado 19 empresas, de las cuales, solo tres estaban actualizadas, mientras que en otras 16 se han abierto expediente para que lo puedan poner al corriente lo antes posible con el objetivo de que el Impuesto de Actividades Económicas sea acorde a la realidad. El número de municipios donde se realizará el control tributario se incrementará en los próximos meses.

Con la llegada del mes de octubre el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), el más esperado en las arcas municipales de los ayuntamientos y más temido por hogares y empresas, se ha puesto ya al cobro en 215 municipios del medio rural vallisoletano que tienen delegada su gestión en Reval. Serán 144.000 liquidaciones las que se girarán en las próximas semanas a vecinos y empresarios del medio rural, con un importe superior a los 28 millones de euros que repercuten directamente en los ingresos municipales (en algunos casos suponen las cuantías más importantes de los presupuestos).

El IBI representa así el impuesto más importante de los que Reval recauda cada año en un número de municipios que ha visto incrementado de forma paulatina. Pero también tramita el de actividades económicas, el de vehículos de tracción mecánica y la recaudación en vía ejecutiva de tasas y sanciones municipales.

Los contribuyentes, según explicó ayer el presidente de Reval, Guzmán Gómez, apuestan cada vez más por domiciliar el pago, de tal forma que el 74% de los recibos (400.000) se abonan directamente a través de la cuenta bancaria. Lo mismo ocurre con el plan personalizado de pago que, en su segundo año en funcionamiento, ya se han acogido 473 contribuyentes para poder fraccionar las cuotas en diferentes plazos.

Nueva oficina virtual

Como novedad en el Organismo Autónomo de Recaudación se encuentra la nueva Oficina Virtual Tributaria que desde el próximo mes de noviembre se pondrá en marcha para facilitar la realización de todo tipo de trámites electrónicos. Los ciudadanos podrán realizar así desde su hogar gestiones como la solicitud de un fraccionamiento de pago o un duplicado de recibo. «Además se incluirá la notificación electrónica», añadió Guzmán Gómez.

A lo largo del año, y según cifras aportadas desde el área de este Organismo de Recaudación, está previsto recaudar 54 millones de euros (557.888 recibos) en los 225 entidades que confían en Reval para gestionar distintos impuestos municipales como el IBI urbano y rústico, el IAE o el de Vehículos de Tracción Mecánica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos