«Las ciudades son lo que son, gracias al comercio»

«Las ciudades son lo que son, gracias al comercio»
Rodrigo Jiménez

Los ayuntamientos de Valladolid, Madrid y Santander comparten sus iniciativas políticas en materia de comercio

LAURA NEGROValladolid

Tras la intervención de Oscar Puente, se celebró una mesa redonda en la que se debatió sobre distintas acciones institucionales en materia de comercio local puestas en marcha en otras ciudades de España. El diálogo estuvo moderado por Carlos Aganzo, Director de Relaciones Institucionales de El Norte y en él intervinieron Antonio Gato, Concejal de Hacienda y Promoción Económica del Ayuntamiento de Valladolid, Concepción Díaz, Directora General de Comercio y Emprendimiento del Ayuntamiento de Madrid y David Alameda, Gerente de Comercio y Mercados del Ayuntamiento de Santander.

Por parte del ayuntamiento anfitrión, Antonio Gato fue el primero en tomar la palabra y lo hizo destacando la utilidad de la jornada para el comercio vallisoletano, algo que serviría para «conocer las experiencias y aprender de lo que se hace bien en otras ciudades». El concejal destacó la importancia del comercio en la economía de la ciudad, apoyándose en el indicador del empleo, con 4.200 comercios y 17.000 asalariados en el sector minorista, además de otros 6.000 que trabajan en grandes superficies y unos 8.000 autónomos; y en el indicador del PIB, alegando que «el 68% de la riqueza de Valladolid proviene del sector servicios, de los cuales un 18% corresponde al sector del comercio, el mismo porcentaje que la industria de Valladolid», remarcó.

Entre los retos a los que se enfrenta el comercio de la ciudad, está la desaceleración en las ventas y el exceso de capacidad. «El comercio hace décadas estaba dimensionado para atender una demanda importante. Con la pérdida de población, el boom de los centros comerciales y los hábitos de consumo, estamos sobredimensionados. El comercio debe adaptarse a esa nueva situación y aprender a competir», dijo. También destacó el auge del comercio electrónico, la excesiva regulación en cuanto a los días de apertura y la falta de jurisprudencia sobre los periodos de rebaja, «que son asuntos en los que el comercio de proximidad compite en desigualdad de condiciones».

No se olvidó de hablar de las medidas puestas en marcha desde el Ayuntamiento a la hora de apoyar el comercio de cercanía y que giran en torno a un nuevo modelo de ciudad más compacta y ventajosa para el comercio minorista, con más calles peatonales, menos contaminación y manteniendo los grandes equipamientos administrativos. También el consistorio ha contribuido con subvenciones directas, en concreto, en 2018, con 300.000 euros, que se verán incrementados en 2019 hasta los 500.000 euros

Gato habló también del plan estratégico que se presentará el próximo 25 de abril en el marco de la mesa de comercio, que incluirá varias medidas que se plasmarán en un calendario anual y que propone la creación de una plataforma de venta online «que abrirá al mundo los escaparates de Valladolid».

Antonio Gato hizo alusión a que, a diferencia de Madrid y Barcelona, donde los mercados son competencia de las concejalías de comercio, en el caso de Valladolid, dependen de la concejalía de Medio Ambiente. «En la próxima legislatura se abordará la posibilidad de que vayan de la mano las competencias de los mercados y del comercio. Es una decisión que habrá que tomar y, partir de ahí se podrá empezar a desarrollar un plan estratégico», anunció.

La siguiente en intervenir fue Concepción Díaz, que contó las experiencias del Ayuntamiento de Madrid en su esfuerzo por el impulso del comercio local. «Las ciudades son lo que son gracias al comercio. Sin el comercio, no tendremos las ciudades que queremos». Y habló de la necesidad de promover la cultura de compra en el comercio tradicional para «generar una corresponsabilidad por parte de los ciudadanos, de forma que tomen decisiones de compra meditadas y acudan al comercio de barrio».

Abogó por un cambio de mentalidad en la administración, que debe dejar de ser PICCS, «que Prohíbe, Impide, Cobra, Controla y Sanciona», para pasar a ser PICCS que «Promueve, Impulsa, Colabora, Comprende y Soluciona». Madrid, que es la ciudad europea con más mercados municipales, ha trabajado fuertemente en los últimos años por promoverlos dando mayores subvenciones, con acciones de promoción y publicidad, dinamización, promoviendo las tics y apoyando la creación de mercados de productores. Explicó también el proyecto Madrid Capital de Moda, «de fácil aplicación en otras ciudades», que busca que los creadores quieran estar en Madrid, «por eso hacemos actividades para acercar la moda al centro de la ciudad», informó.

Para Díaz, la experiencia de compra es fundamental. «Al cliente le tiene que divertir ir a comprar. Si no le divierte se quedará en su sofá y comprará desde casa con su tablet», de ahí que el consistorio haya apostado por la modernización de mercados como el de Bami, el de Vallehermoso o el de San Cristóbal. Son importantes también las distintas acciones de dinamización puestas en marcha para crear cultura de compra en los nuevos consumidores y las acciones de arte urbano. Otra gran apuesta del Ayuntamiento de Madrid es la digitalización del comercio madrileño, con el proyecto Mercado 47, una plataforma de comercio online para que pymes y autónomos incorporen su oferta en un único mercado virtual. Una iniciativa que fue seleccionada por la Comisión Europea como estudio de buenas prácticas.

Por su parte, David Alameda, Gerente de Comercio y Mercados del Ayuntamiento de Santander, afirmó que el comercio de Santander, «que vive en gran medida del turismo», padece los mismos problemas que Madrid y Valladolid. Desde la concejalía de comercio y mercados, de reciente creación y que cuenta con un presupuesto de 834.000 euros, se destinan diversas partidas para trabajar con las asociaciones, vecinos y comerciantes. Según explicó, basan toda su actuación en un Plan Director de Comercio que se sustenta en 4 líneas estratégicas, que son la modernización tecnológica, innovación y capacitación, urbanismo comercial y fomento impulsor comercial.

Habló de Comerciosantander.com, una plataforma comercial que nació hace 12 años como un portal de comercio y que ahora cuenta con 2.200 establecimientos adheridos. «Es un excelente canal de comunicación al consumidor y posiciona al comercio en los buscadores de Google», dijo. Otra de las acciones que están llevando a cabo es la formación continua, en colaboración con las asociaciones de Comercio, CEOE y Cámara de Comercio, con cursos fuera de horario comercial.

El ayuntamiento de Santander también apoya al sector, contribuyendo a la promoción y modernización del comercio de proximidad, con planes de actuación de dinamización comercial y con infraestructuras de equipamiento municipal y urbanismo comercial. «La peatonalización es un momento dramático para el comerciante, pero que, a la larga, siempre es positivo para las ventas», remarcó.

Otras soluciones puestas en marcha por el consistorio y que van encaminadas a salvar la abrupta orografía de la ciudad, son la instalación de escaleras y rampas mecánicas, que han hecho más accesibles las zonas comerciales. El Plan Director, en su objetivo de fomentar e impulsar el comercio, ha creado diferentes campañas zonales, temáticas, de concienciación, de promoción exterior y experienciales. Algunas son «Haz latir tu ciudad», «Callejea Santander», o la Semana del Cómic y la Ilustración en la que participan 200 comercios de la ciudad.