Cinco conductores denunciados por consumo de drogas en Valladolid

Dos agentes de la Guardia Civil durante un control. /Rodrigo Jiménez
Dos agentes de la Guardia Civil durante un control. / Rodrigo Jiménez

La Guardia Civil sanciona a otros 58 conductores por alcoholemia en el mes de julio

El Norte
EL NORTEValladolid

Un total de 63 conductores fueron denunciados por agentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Valladolid por conducir habiendo consumido alcohol y drogas durante el pasado mes de julio. En concreto, cinco dieron positivo en drogas y 58 en alcohol, en las 6.722 pruebas efectuadas.

Los agentes efectuaron durante este periodo 22 pruebas de detección de drogas a conductores que presentaban algún síntoma de haber ingerido alguna sustancia, habían cometido alguna infracción o que se habían visto implicados en un accidente.

De éstos 22 conductores sometidos al test salival para comprobar la presencia de drogas en su organismo, cinco resultaron positivas, es decir un 22,73 por ciento, dos en control preventivo y tres implicados en accidente. Como viene siendo habitual entre las drogas más consumidas están el cannabis, cocaína y anfetaminas.

En lo referente al alcohol, durante el mes de julio se realizaron 6.700 pruebas de control de alcoholemia en las que 58 conductores dieron positivo, de ellos 45 detectados en controles preventivos, cuatro tras haber cometido una infracción y otros nueve por estar implicados en un accidente.

De los 58 conductores que dieron positivo, a 44 se les ha abierto expediente sancionador por vía administrativa, mientras que a los 14 restantes se les ha instruido diligencias para su posterior traslado a la autoridad judicial por superar la tasa de 0,60 miligramos por litro en aire espirado, uno de ellos, un conductor profesional de nacionalidad portuguesa conduciendo un camión articulado.

Así mismo dentro del mes reseñado fueron investigados siete conductores de vehículos, tres por perdida de vigencia del permiso por pérdida de puntos, dos por carecer de permiso y uno por privación del permiso por decisión judicial. Además, se instruyeron diligencias a una persona que había publicado en las redes sociales la grabación de la conducción de un turismo superando los límites de velocidad establecidos.