El Ayuntamiento de Valladolid congelará la mayoría de impuestos en 2019

Óscar Puente y Ana Redondo, el pasado lunes, en el Pleno del Ayuntamiento. /HENAR SÁNCHEZ
Óscar Puente y Ana Redondo, el pasado lunes, en el Pleno del Ayuntamiento. / HENAR SÁNCHEZ

El Consistorio recaudará 110.000 euros menos al bajar los tributos de dominio público

EL NORTEValladolid

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado las modificaciones de ordenanzas fiscales para el año 2019, que no implican incrementos de ninguna de las tasas e impuestos municipales, por lo que quedarán congelados, salvo modificaciones en la ordenanza de Gestión, Liquidación, Recaudación e Inspección, y en las tasas por utilizaciones privativas.

Según han informado fuentes municipales, las modificaciones aprobadas en reunión de la Junta de Gobierno, presidida por el alcalde Óscar Puente, se limitan a cambios «de carácter técnico» en dos tasas, consecuencia de resoluciones judiciales y modificaciones legales.

Las ordenanzas, que entrarán en vigor el 1 de enero de 2019, que regulan los impuestos municipales (Impuesto sobre Actividades Económicas, Impuesto sobre Bienes Inmuebles, Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, Impuesto Sobre Vehículos de Tracción Mecánica e Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras), que son los que afectan a un mayor número de contribuyentes, no sufren modificación alguna.

Ordenanzas fiscales para 2019

No varían
Impuesto sobre Actividades Económicas, Impuesto sobre Bienes Inmuebles, Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, Impuesto Sobre Vehículos de Tracción Mecánica e Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras.
Se modifican
La Ordenanza General de Gestión, Liquidación, Recaudación e Inspección, y la ordenanza fiscal de las tasas por utilizaciones privativas y aprovechamientos especiales del dominio público municipal.

Los proyectos de modificación se refieren a la Ordenanza General de Gestión, Liquidación, Recaudación e Inspección, y la ordenanza fiscal de las tasas por utilizaciones privativas y aprovechamientos especiales del dominio público municipal. Las modificaciones se deben bien a razones de técnica normativa para mejorar la redacción en aras de una mayor seguridad jurídica bien a la necesidad de adaptar las ordenanzas a cambios normativos o sentencias judiciales, sin que supongan incremento de la presión fiscal para los ciudadanos.

En el primer caso, se introducen modificaciones en lo que respecta al procedimiento de inspección tributaria con el fin de adaptar la Ordenanza a las modificaciones de la Ley General Tributaria y de su normativa de desarrollo, aunque no tienen consecuencia económico.

Ocupación de terrenos de uso público

En la ordenanza fiscal reguladora de las tasas por utilizaciones privativas y aprovechamientos especiales del dominio público municipal, se modifican por un lado la tasa por ocupación de terrenos de uso público con mercancías, materiales de construcción, escombros, vallas, puntales, asnillas, andamios, contenedores y otras instalaciones análogas.

Esta modificación es consecuencia de la utilización de criterios de valoración del aprovechamiento del dominio público más ajustados a su valor real de mercado.

Se aplican en función de la categoría de las calles según recoge el callejero fiscal, con tarifas que suponen una disminución de aproximadamente el 54 % con relación a las precedentes, lo que conllevará una minoración de ingresos cifrada en 110.000 euros.

Por otro lado, se modifican también la tasa por los aprovechamientos especiales constituidos en el subsuelo, suelo y vuelo del dominio público municipal a favor de empresas explotadoras de servicios y de suministros de interés general.

La modificación tiene su causa en diversas directivas europeas relativas a los servicios de telecomunicaciones y en la interpretación jurisprudencial de las mismas, que concluye, por un lado, que las empresas prestadoras de estos servicios, a diferencia de otros suministros de carácter general como el suministro eléctrico o el gas, no pueden ser objeto de gravamen si se sirven de redes que no son de su propiedad, y por otro, que la cuota tributaria no puede establecerse como un porcentaje de los ingresos brutos sino que debe cuantificarse teniendo en cuenta el valor de mercado de la utilidad derivada del aprovechamiento del dominio público municipal.

En consecuencia, según informa Europa Press, se propone la modificación de la ordenanza, creando en la misma tres apartados diferentes para aprovechamientos especiales del subsuelo, suelo y vuelo del dominio público a favor de empresas explotadoras de servicios de suministros de interés general, excluidas las empresas de telecomunicaciones (fijas y móviles). En este caso la base imponible la constituyen los ingresos brutos procedentes de la facturación que obtengan anualmente en el término municipal de Valladolid y la modificación no supondrá alteración de índole económica, ya que era el sistema que hasta ahora se venía aplicando.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos