El acusado de acuchillar a su primo en Ramiro declara que «no quiso herirle»

Audiencia de Valladolid./R. G.
Audiencia de Valladolid. / R. G.

La acusación particular pedirá una pena de cinco años de prisión y diez de internamiento psiquiátrico para el acusado

El Norte
EL NORTEValladolid

El acusado de acuchillar a su primo en la localidad de Ramiro , para el que la Fiscalía pide cuatro años de prisión y ocho de internamiento psiquiátrico por intento de homicidio, ha reconocido hoy los hechos, aunque ha declarado que en ningún momento tuvo «la intención de herir« a su primo carnal.

En su declaración de escasos diez minutos ante el tribunal de la Audiencia Provincial de Valladolid, el acusado F.M.G. únicamente ha contestado a las preguntas de su abogado, quien ha pedido la libre absolución de su cliente, aunque con una pena de cinco años de libertad vigilada y la prohibición de tenencia de armas.

Como ha narrado el propio acusado, los hechos enjuiciados se remontan al verano pasado, cuando en una noche de agosto estando él sentado en la puerta de su casa vio aparecer a su primo, la mujer de éste, embarazada de ocho meses, y la hija de ambos, quienes habían acudido al pueblo a un cumpleaños.

Según la versión del acusado, en ese momento él se encontraba «enfadado« y profiriendo «insultos y palabras al aire», sin ningún destinatario concreto, sin embargo, su primo, que pasaba por allí, se tomó estas palabras como un ataque personal y contra su mujer, momento el que se «abalanzó» sobré él «con palabras agresivas».

Precisamente en ese momento fue cuando el acusado sacó un cuchillo que guardaba entre su ropa, algo que solía hacer de forma habitual cuando daba paseos por el pinar cercano al pueblo, y se lo clavó en la boca del estómago a su primo, aunque ha insistido en que él solo pretendió «meterle miedo«.

Sin embargo, esta declaración ha diferido bastante con las declaraciones que hoy también han hecho en sede judicial tanto el propio afectado, el primo del acusado, su esposa y los cuatro agentes de la Guardia Civil que intervinieron en la noche del suceso.

El primero de ellos en declarar ha sido el propio afectado, quien ha expuesto ante el tribunal una versión completamente diferente a la de su primo, con quien ya había tenido «otros roces» en ocasiones anteriores.

Según él, aquella noche de agosto cuando se dirigía a su casa con su mujer e hija en Ramiro vio a su primo en la puerta de su casa -ambos son vecinos- profiriendo «insultos y amenazas« como «os voy a matar a todos».

Fue este insulto a su mujer el que provocó que el damnificado fuera a pedir explicaciones a su primo: «pero ¿de qué vas?» le preguntó en varias ocasiones, aunque por respuesta únicamente tuvo una acuchillada en su pecho «en un primer momento pensé que me había pegado un puñetazo, luego me levanté y vi que tenía un cuchillo clavado a la altura del esternón«, ha declarado.

Tras el incidente, la esposa, tal y como ha relatado, llamó a los servicios sanitarios y a la Guardia Civil, que acudió en tres minutos a la localidad vallisoletana y detuvo al acusado, mientras que los servicios de emergencia se personaron unos 45 minutos después y trasladaron al herido al Hospital Comarcal de Medina del Campo.

Con las declaraciones de hoy, el juicio continuará en la jornada de mañana con las declaraciones de los profesionales sanitarios y el juicio quedará visto para sentencia tras los informes finales de todas las partes, aunque hoy el abogado de la acusación particular ya ha confirmado a Efe que pedirá una pena de cinco años de prisión y diez de internamiento psiquiátrico para el acusado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos