Más de 2.600 atletas recorren los monumentos (iluminados) de Valladolid en plena 'Hora del planeta'

Los participantes en la carrera Ríos de Luz, ante la Catedral, iluminada a su paso./Alberto Mingueza
Los participantes en la carrera Ríos de Luz, ante la Catedral, iluminada a su paso. / Alberto Mingueza

La carrera solidaria Ríos de luz, cuya recaudación irá destinada a Entreculturas, Red Íncola y Unicef, ha coincidido con el simbólico apagón mundial

J. Sanz
J. SANZValladoli

La Cúpula del Milenio lucía de colores minutos antes de la salida de la carrera benéfica Ríos de Luz, que ayer en su séptima edición congregó a más de 2.600 deportistas, y se apagó durante unos segundos «de manera simbólica» con motivo del apagón global de la 'Hora del planeta' para volverse a encender segundos después. Y así, iluminados al paso de los corredores, estuvieron los principales monumentos de la capital (Catedral, San Pablo, Universidad...) en una suerte de simbólico alegato de la celebración en paralelo de la iniciativa global, también organizada por WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza), contra las emisiones causadas por el transporte urbano.

De manera que la popular iniciativa solidaria discurrió entre luces y sombras por un recorrido urbano por el centro de 6,2 kilómetros (de ida y vuelta a la plaza del Milenio) que los atletas más avezados cubrieron en poco más de veinte minutos. Bernardo Méndez y Natalia Negro fueron los primeros en cruzar la línea de meta en las categorías masculina y femenina en una prueba no competitiva, pero «muy bonita de correr», según reconocía el primero, en la que la recaudación de los donativos de cuatro euros –más de diez mil euros en total– que costaba la inscripción irá destinada a proyectos solidarios de las ONGRed Íncola, Entreculturas y Unicef.

Galería de fotos

«Es una iniciativa maravillosa que, en nuestro caso, permitirá financiar el programa 'La luz de las niñas', destinado a chicas que sufren todo tipo de violencia (sexual, física, psicológica...) en países de Sudamérica y África», explicaba en la línea de salida, y de llegada (ante la Cúpula del Milenio), Esther Gómez, de Entreculturas. En el caso de su entidad hermana, Red Íncola, los fondos tendrán un destino local para «los doscientos niños de familias desfavorecidas que participan en nuestro programa de infancia en la ciudad», concreta Eduardo Menchaca, su coordinador. Y Unicef, por último, destinará el dinero a sus programas de acceso al agua potable en países sin recursos, explica María Eugenia García, vicepresidenta de la entidad en la comunidad.

Las tres ONG destinarán los más de diez mil euros a programas locales y en países desvaforecidos

«La casualidad ha querido que la carrera coincidiera con la 'Hora del planeta' (de 20:30, cuando se dio la salida, a 21:30 horas) y hemos querido simbolizar el apagón temporal de una manera simbólica para decir que solo la encendemos cuando es necesario», suspiraba el concejal de Deportes, Alberto Bustos, quien incidió en que la VII edición de Ríos de Luz, organizada por el Ayuntamiento con el patrocinio de Carrefour, Justo Muñoz y Dentalios, fue «un éxito de participación».

La 'Hora del planeta', en la que participan casi doscientos países, es una iniciativa de WWF en la que se anima a apagar precisamente la luz durante una hora, la misma a la que se programó ayer la carrera Ríos de luz.

Si has participado en la carrera, aquí puedes buscarte en las galerías de fotos: