Fallece Isabel Toledo, una de las diseñadoras preferidas de Michelle Obama

Michelle Obama, con el traje que Isabel Toledo le confeccionó para la primera ceremonia de investidura de su marido./Reuters
Michelle Obama, con el traje que Isabel Toledo le confeccionó para la primera ceremonia de investidura de su marido. / Reuters

La primera dama eligió uno de sus vestidos para la primera ceremonia de investidura de su marido

EL NORTE

La diseñadora cubana Isabel Toledo, que saltó a la fama después de que la primera dama americana Michelle Obama eligiera uno de sus vestidos para la primera ceremonia de investidura de su marido, Barack Obama, falleció este lunes en Nueva York, como consecuencia de un cáncer de mama.

Toledo, de 59 años y residente en Nueva York, fue reconocida a lo largo de su carrera con premios como el Couture Council Award y el Cooper Hewitt National Design Award que otorga el Smithsonian Museum. Sus trabajos con diseñadoras como Anne Klein, para quien trabajó como directora creativa, o Lane Bryant, contribuyeron a impulsar su carrera, informa Efe.

Pero su trabajo no solo se confinó a la alta costura, sino que también trabajó para Broadway, con el diseño del vestuario del musical 'After Night', que fue finalista de los premios Tony. Asimismo, en 2014 sacó una línea de cosméticos para la firma MAC.

La diseñadora Isabel Toledo en una imagen de 2011.
La diseñadora Isabel Toledo en una imagen de 2011. / Efe

Nacida en Cuba en 1961, ya como adolescente se trasladó a Nueva Jersey para trabajar como costurera, término con el se sentía más identificada que con el de diseñadora, tal como reconoció en su libro autobiográfico 'Roots of Style' ('Raíces de estilo'), que publicó en 2012.

En 2009 el Museo del Instituto Tecnológico de la Moda (FIT) de Nueva York celebró una retrospectiva de sus creaciones para celebrar sus 25 años en el mundo de la alta costura.

Para Toledo, casada con el artista gráfico Rubén Toledo, diseñar era resolver problemas, teniendo siempre presente las raíces, fuente de «inspiración, fuerza de vivir» y esencia de las personas. «No tienes que empezar a buscar fuera de ti, todo está dentro», aseguraba la artista que encontró en su interior la inspiración y la vida que ahora el cáncer le quita. Su marido calificaba sus diseños como «un realismo mágico», porque sin dejar de ser «prácticos» estaban llenos de «fantasía».