¿Armarito, armarito mágico está temporada vas a estar ordenado?

Cada temporada de cambio de armario seguro que te surge esta misma pregunta, así que vamos a trabajar para que la respuesta sea un rotundo 'sí'

¿Armarito, armarito mágico está temporada vas a estar ordenado?
Laura Cáneva
LAURA CÁNEVA

Va a desaparecer la sensación de agobio que sueles sentir cuando se piensa en ello, y vas a tener un armario de princesa total, con todo a mano y colocado. Vete anotando que empezamos.

Vacía todo tu armario y respira, vas a darte cuenta de la cantidad de ropa que tienes y seguro que es más de la que te imaginas. Aprovecha para hacer una limpieza en profundidad del interior del armario, baldas, cajoneras y zapatero, para que cuando guardes de nuevo la ropa todo esté limpio.

Te aconsejo que coloques la ropa encima de la cama y vayas haciendo montones por categorías: vestidos, cazadoras, blusas, pantalones… A medida que amontonas comprueba el estado de las prendas y aplica la 'Regla de los cuatro montones', en la que pondrás dos bolsas en el suelo y una silla, por ejemplo.

Una de las bolsas contendrá la ropa que vas a tirar, porque está estropeada. En otra bolsa irá todo lo que quieras regalar o donar. Son cosas que sientes que no vas a volver a utilizar pero que a alguien le pueden servir. En la silla apoya lo que te genera dudas, no te decides si tirar o guardar. Este es el montón de 'por si acaso'. ¿Que alegría te acabas de llevar, verdad?

Pues siento decirte que el por si acaso tiene que ser reducido y no vale poner todo ahí.Todo lo que tengas ahí lo guardarás a parte en una caja o cesto y cada tres o seis meses lo revisarás para considerar si algo se guarda definitivamente o te deshaces de ello. Sé sincera contigo misma y no te engañes, lo que estás haciendo es buscar la optimización de tu armario o vestidor y de esta manera vas a conseguirlo.

Por fin tienes en la cama todo lo que tienes que organizar y empezarás a guardarlo, pero teniendo en cuenta unos truquillos. Lo ideal es que las perchas sean iguales para dar una sensación visual armoniosa, si no es posible, agrupa por modelos las perchas y así disminuirás el ruido visual.

Cuelga por alturas las prendas de más largo a menos, y por categorías, con lo que tendrás los vestidos de más a menos largo, las chaquetas, las camisas… Los pantalones se cuelgan de uno en uno en las perchas, máximo dos, porque si colocas más a simple vista no sabrás cuales hay y corres el riesgo de no utilizar alguno.

Con el método del doblado vertical puedes optimizar el espacio, camisetas, jerséis, pantalones… Me chifla guardar todo así porque ves toda la ropa y no queda nada escondido para no usar.

Puedes utilizar cestas y cajas para aprovechar el espacio de las estanterías. Lo que es de otras temporadas colócalo también en vertical en cajas hasta el siguiente cambio de armario. La zona apropiada para estas cajas es en la parte más alta del armario o en el bajo cama.

Como habrás intuido lo más importante es hacer un buen descarte y tener lo demás a la vista y guardado de manera accesible para que no te dé pereza utilizarlo.

¡Armarito, armarito ya estas colocadito!

Temas

Moda