Fallece Amando Represa, director del Archivo de Simancas entre 1967 y 1985

Fue coordinador de Las Edades del Hombre y académico de la Real de Bellas Artes

EL NORTEVALLADOLID.
Amando Represa pronuncia su discurso de ingreso en la Real Academia de la Purísima Concepción. Abajo, con los Reyes de España. ::
                             EL NORTE/
Amando Represa pronuncia su discurso de ingreso en la Real Academia de la Purísima Concepción. Abajo, con los Reyes de España. :: EL NORTE

El historiador vallisoletano Amando Represa, que dirigió el Archivo de Simancas entre 1968 y 1985, falleció ayer en Valladolid a los 91 años. En su vocación por la Historia tuvo una influencia decisiva su tío bisabuelo «que era un magnifico historiador, el general, Modesto Lafuente, de Rabanal de los Caballeros, en la provincia de Palencia», según contaba él mismo en una entrevista concedida a EL NORTE DE CASTILLA, del que fue un asiduo colaborador.

Amando Represa, que dirigió el Archivo de Simancas durante casi dos décadas pero trabajó en esa institución durante 40 años, fue el coordinador de la segunda muestra de la serie de exposiciones Las Edades del Hombre, dedicada a la Documentación. Durante doce años fue encargado de la Cátedra de Historia Antigua y Medieval de la UVa y estuvo tres cursos explicando Historia de las Instituciones Españolas, Biblioteconomía y Codicología, amén de ser impulsor de los Cursos de Verano para Extranjeros para «contrarrestar ese momento de cerrazón de España al mundo», según explicaba.

En 1975 fue designado académico electo para sustituir a Narciso Alonso Cortés como miembro de la Real Academia de Bellas Artes de la Purísima Concepción, si bien no leyó su discurso de incorporación hasta diez años después, con una intervención que dedicó al poeta vallisoletano José Zorrilla.

Represa cursó bachillerato en el colegio de San José y en el Instituto Zorrilla y empezó Filosofía y Letras en el año 35. La Guerra Civil le movilizó y retomó la carrera en 1939. «Lo que me gustaba era la historia y más que en los libros, que también, en los papeles. Verla en la realidad de un documento, de una crónica. Eso es lo queme lleva a Archivos y Bibliotecas, que entonces existía como especialidad. Y saqué la oposición a la primera, prueba de que la base que nos daban en la Universidad era muy sólida. Teníamos unos profesores muy cualificados», explicaba en los 80.

Amando Represa se confesó «un contestatario de 67 años al que le han escatimado tres de trabajo, porque me prometieron que estaría hasta los setenta» durante el homenaje que sus compañeros le tributaron con motivo de su jubilación.

Su funeral se celebrará hoy, a las 17.00 horas, en la Abadía de Santo Domingo de Silos, en Burgos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos