Soria

Soria no aceptará la reorganización de los consultorios locales en la provincia más atomizada de Castilla y León

Soria no aceptará la reorganización de los consultorios locales en la provincia más atomizada de Castilla y León

La plataforma ¡Soria Ya! y los alcaldes del medio rural lamentan que la Junta tome las medidas contrarias a paliar la despoblación

Isabel G. Villarroel
ISABEL G. VILLARROELSoria

El nuevo proyecto para cambiar el modelo de asistencia sanitaria en el medio rural anunciado por la consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León ha generado las primeras críticas entre vecinos y alcaldes en la provincia de Soria, una de las provincias más atomizadas de Europa, con 88.600 habitantes repartidos por 10.300 kilómetros cuadrados. Además de mucha incertidumbre, los alcaldes del medio rural se han tomado la pretensión de agrupar la atención sanitaria en consultorios de referencia, no como una forma de evitar el desplazamiento de médicos y enfermeros a centros rurales con pocos pacientes para recortar gastos, sino como el preludio del cierre de los núcleos pequeños.

La plataforma ciudadana ¡Soria Ya! es la primera que está harta de que les digan una cosa en las reuniones y al día siguiente hagan lo contrario. Toño Palomar, portavoz del colectivo, explica que «primero nos salieron con que Igea no quería traer el servicio de radioterapia y Mañueco nos ha manifestado lo contrario, después nos viene Ciudadanos con que no es rentable llevar los servicios básicos a los pueblos de menos de cincuenta habitantes, y ahora con la reorganización de los consultorios que creemos que es una cacicada más de nuestros políticos, estamos hartos de que cada quince días nos vengan con algún recorte de los servicios básicos en el entorno rural cuando lo que tienen que hacer es lo contrario para revertir la situación».

El plan sanitario, que persigue concentrar la atención médica que se presta en los consultorios locales en uno de referencia por cada Zona Básica de Salud, en Soria hay 14 zonas básicas. El PSOE es el primero en mostrar su oposición. El procurador socialista considera que el fin último es cerrar los pueblos pequeños, «la idea es de Francisco Igea y la ejecutora es la consejera de Sanidad, es su único objetivo, llevarnos a todos los sorianos, a los 90.000 a un barrio de Valladolid o de Madrid». En Soria existen 340 consultorio locales, en Soria aún no se conoce en qué Zona Básica de Salud se implantará primero pero ante la posibilidad que se presenta de que el médico atienda por teléfono o videoconferencia cualquier cuestión sanitaria, el alcalde de Magaña, del PP, dice que «cómo es posible siquiera plantear esta opción si no tenemos Internet, y aquí ni siquiera cobertura de móvil, como en muchos pueblos, y al margen de eso coger a nuestros mayores y desplazarlos durante kilómetros en vez de que vengan a verlos al pueblo es una clara pérdida de servicios, de calidad de vida y de derechos».

José LLorente es alcalde de Covaleda, del PSOE, apunta que «no podemos permitir de ninguna manera esta medida porque estamos acabando con la sanidad y la educación, y va a acabar con el cierre de los municipios, no vamos a permitirlo». Del PP es el alcalde de Fuentestrún, Fernando Pardo, no comparte la medida de la consejería de Sanidad que cree «que servirá para despoblar aún más el medio rural cuando tendrían que estar reforzándolos, esto no nos vale».

Edelia García es agricultora en la localidad soriana de Villasayas, pertenece a la Zona Básica de Salud de Almazán. Asegura que sería nefasto que solo quedara una enfermera en el centro, «en su día nos quedamos sin panadero, vienen algunos tenderos al pueblo, no tenemos de nada y no es justo porque somos ciudadanos y tenemos derecho a decidir dónde vivir, y derecho a tener acceso y cómodo a lo básico, y que venga el médico a vernos es más que básico».

El alcalde de Navaleno, en la comarca de Pinares, el socialista Raúl de Pablo, añade que si la sanidad y la educación no llega a los pueblos, no tiene sentido mantenerlos, que es lo que pretende la Junta de Castilla y León desde que el gobierno nuevo ha tomado el mando». Ninguno observa ventajas con la implantación de los consultorios rurales de agrupación, el nombre elegido para este nuevo punto asistencial y menos aun cuando el pasado 4 de octubre todo el medio rural de Soria paró por el futuro de sus pueblos, lo hicieron a las puertas de los centros de salud y de los consultorios que estaban abiertos exigiendo mayores inversiones.