Soria

Josep Borrell reclama en Soria la vuelta a la esencia machadiana de la lucha por la unión de España

Borrell y Lucas, al fondo, con el libro del I Premio Antonio Machado, ayer en Soria. J. García/
Borrell y Lucas, al fondo, con el libro del I Premio Antonio Machado, ayer en Soria. J. García

Participó, junto a Juan José Lucas, en la conmemoración de la muerte de Antonio Machado hace 79 años

ISABEL G. VILLARROELSoria

Lució el sol con intensidad en la capital soriana pese al frío para acoger la conmemoración de la muerte del poeta Antonio Machado cuando han transcurrido 79 años desde su muerte. El Salón Rojo del Instituto Antonio Machado fue el escenario del desarrollo del evento organizado por la Fundación Española Antonio Machado que conmemora en Soria anualmente como acto nacional e institucional el aniversario de la muerte del poeta. «Es el acto más representativo que se celebra en España, porque en estos momentos Antonio Machado, poeta universal y de todos los españoles, sigue siendo el punto de referencia más importante contra el enfrentamiento de las dos Españas», explicó el presidente de la Fundación, Manuel Núñez Encabo.

En el acto institucional participaron los ex-ministros Josep Borrell y Juan José Lucas. Nada mas traspasar las puertas del centro educativo, los protagonistas se dirigieron al aula donde Machado impartió sus clases de francés entre 1907 y 1912. El aula es una recreación de cómo se organizaba el mobiliario en apenas 30 metros cuadrados; ocho pupitres de madera antigua y la tarima del profesor desde donde impartía sus enseñanzas. Ahora solo queda el libro de firmas donde los visitantes plasman sus impresiones. Borrell y Lucas, acompañados en todo momento por Núñez Encabo, pudieron visitar y tocar la vitrina que contiene documentos originales, como actas de evaluación de los primeros cursos, ediciones de obras en francés y manuales que utilizaba durante sus clases.

Pausadamente Borrell se interesaba por las 12 fotos colgadas en la pared en torno a su poema ‘Retrato’, y también de la fotografía de su mujer, Leonor Izquierdo.  Es un aula donde se respira todavía la esencial de un hombre trabajador, realista, crítico, sencillo pero que representa todavía, 79 años después de su muerte, los valores de la cultural, la educación y la dignidad.

El poeta de la dignidad

Núñez Encabo abrió el acto en el Salón Rojo insistiendo en que «estamos muy contentos porque hace años que recordamos a Antonio Machado con grandes personalidades de la vida pública de España. Se trata de reivindicar hoy, por la necesidad que tenemos, lo que significa Machado. Es el poeta de la dignidad humana, de la ética y de la decencia, que es coherente con sus ideas y hechos, que fue lo que le llevó a morir a Collioure, por defender la democracia que en el aquel momento era la República». Como un ejemplo para todos, antes y ahora, fue recordado el poeta andaluz, «en estos momentos de confusión política es el ejemplo que tendrían que tener en cuenta los partidos que tienen que mirar por el bien general y no particular». Machado es el escritor universal más importante dedicado a la naturaleza, a su protección y desarrollo, «hay que volver a Campos de Castilla, el único libro de la literatura internacional dedicado a la naturaleza».

A continuación intervino Josep Borrell, ex ministro y ex presidente del Parlamento Europeo. En relación a Cataluña, como catalán y español recordó a su comunidad como el último refugio español del poeta camino del exilio y muerte en Collioure. «Machado siempre ha estado muy presente en la generación de la transición democrática en España, en mi generación. Durante mi infancia era un escritor un tanto proscrito, pero la dimensión musical que le dio Serrat consiguió que hiciéramos de sus palabras un aliento de acción, un espíritu profundo de España que vuelve a estar de actualidad ahora desgraciadamente. Habría que evitar que hubiese dos Españas o dos Cataluñas, que sí hay ahora, y que planteasen los mismo problemas dramáticos que Machado vivió en su momento y que le llevó a refugiarse los últimos meses de su vida en Cataluña». Dijo ser «un gran admirador de este poeta por cómo captó la esencia viva de la Castilla y España profundas, sus versos me han acompañado a lo largo de mi vida».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos