La campaña de excavaciones en Numancia datará el nivel celtibérico de la manzana XXIV

El director de las excavaciones, Alfredo Jimeno, durante la presentación de la campaña de excavaciones Numancia 2018./Concha Ortega / ICAL
El director de las excavaciones, Alfredo Jimeno, durante la presentación de la campaña de excavaciones Numancia 2018. / Concha Ortega / ICAL

La Junta de Castilla y León y la Diputación de Soria promoverán en agosto un campo de trabajo arqueológico en el yacimiento celtíbero y romano

El Norte
EL NORTEValladolid

La campaña estival de excavación en la manzana XXIV del yacimiento celtíbero y romano de Numancia servirá, por un lado, para datar con certeza que el nivel celtibérico, donde se halló un gran almacén, corresponde al 133 antes de Cristo, es decir, a la ciudad destruida por el general Escipión, o sertoriana cercana al 72 antes de Cristo y, por otro, para realizar «una lectura social, que diferenciará las casas y edificios, así como el uso al que estaban destinados y su organización interna», según destacó hoy el director de la excavación, Alfredo Jimeno.

Jimeno subrayó, además, que la excavación se abordará desde la perspectiva de las relaciones espaciales y, dado el marco del trabajo, a nivel microespacial. El análisis del espacio se centrará en las relaciones existentes entre todos los elementos arqueológicos. «La recuperación de información arqueológicamente útil a través de las relaciones espaciales entre los elementos arqueológicos y se realizará un registro tridimensional de todos ellos», dijo.

La Junta de Castilla y León, que gestiona este yacimiento, presentó hoy la campaña de excavaciones arqueológica en Numancia, que tratará de arrojar luz sobre la cultura celtibérica.

La manzana XXIV ocupa aproximadamente unos 1.600 metros cuadrados. El equipo arqueológico plantea los trabajos de 2018 como continuación de los trabajos iniciados en 2017. Desde su inicio, se excavaron unos 1.000 metros cuadrados y abarcaron toda su anchura, de norte a sur. En la campaña actual se excavará una superficie de unos 400 metros cuadrados, condicionada por las incidencias que puedan ofrecer las características de la zona en la que se trabaja. Está prevista la finalización de la actuación en esta manzana el próximo año. Las excavaciones arrancaron ayer y consistió en retirar la malla geo-textil y suprimir niveles que no tienen realidad arqueológica.

La Junta financia esta campaña de excavación con 18.000 euros y en esta segunda quincena de julio, los trabajos serán abordados por un equipo de 15 personas, que se centrarán en descubrir y complementar los restos arqueológicos descubiertos en la pasada campaña. En la primera quincena de agosto se incorporará un equipo constituido por 20 arqueólogos formados en la Universidad Complutense de Madrid y en otros centros universitarios del país y de fuera de España.

Al igual que ocurrió el pasado año, a lo largo de esta campaña de campo los trabajos de excavación se convertirán en un punto de visita más, que será explicado por los miembros del equipo arqueológico, introduciendo al visitante en la peculiaridad de la práctica arqueológica.

Campo de trabajo

El secretario territorial de la Junta, Rafael Medina, avanzó que del 1 al 15 de agosto se desarrollará en Garray el campo de trabajo de voluntariado juvenil de ámbito nacional 'La Numancia Celtibérica', con la participación de 21 jóvenes de entre 18 y 30 años, nueve de ellos de Castilla y León y el resto de otras comunidades, iniciativa promovida por el Gobierno regional y la Diputación de Soria.

El campo de voluntariado tiene como objetivo ofrecer a los jóvenes un ámbito en el que puedan poner de manifiesto y fomentar determinados valores como la convivencia, la tolerancia, la solidaridad, la participación y la interculturalidad. «Promueve que los jóvenes, de forma voluntaria y desinteresada participen en un proyecto de voluntariado en favor de la colectividad, al mismo tiempo que disfrutan también de otras actividades complementarias de animación sociocultural».

La actividad principal consiste en la realización de trabajos arqueológicos sencillos, como son la limpiezas de áreas, desescombro de zonas de derrumbe de estructuras y sondeos superficiales para obtener información de cara a la realización de futuras intervenciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos