Investigan a un profesor de Jerez por atar y amordazar a un alumno con autismo

Investigan a un profesor de Jerez por atar y amordazar a un alumno con autismo
Efe

La dirección del colegio ha apartado al docente de la clase del menor, pero no ha podido sancionarlo porque los hechos han prescrito

CECILIA CUERDOSevilla

Los padres de un estudiante de un colegio religioso de Jerez de la Frontera (Cádiz), un alumno de 12 años que tiene diagnosticado un transtorno autista, han denunciado a uno de los profesores por vejar y humillar al adolescente, al que, según el escrito, llegó a atar a una silla y taparle la boca con cinta adhesiva. Los hechos están manos del Juzgado de Instrucción número 5 de la ciudad gaditana, que ha abierto diligencias. El caso también ha llegado a la Inspección Educativa de la Consejería de Educación andaluza, que, según indicó un portavoz, realiza un seguimiento de la denuncia aunque, pese a que se confirmasen los hechos, no tiene competencias para sancionar al profesor, al tratarse de un centro privado concertado.

La denuncia por vejaciones y acoso contra el docente fue presentada por los padres el mes pasado, según adelantó este jueves el diario Público. Fue un grupo de compañeros del menor quienes informaron a los responsables del centro de lo que sucedía dentro de las aulas de música del colegio con este adolescente, que tiene una discapacidad psíquica del 41%. El asunto fue también tratado posteriormente en una tutoría de la clase y, al parecer, según consta en la denuncia presentada por la madre del menor, las humillaciones se llevaban produciendo desde hacía algún tiempo y algunas se remontaban a años atrás.

En el escrito de denuncia, la familia, que tiene otros dos hijos en el mismo centro educativo y que también reciben clase del mismo docente, detalla la retahíla de incidentes de los que ha tenido conocimiento, desde la inmovilización y la colocación de cinta adhesiva en la boca para que no hablara hasta insultos y burlas. Una situación que, destacan los progenitores, provocó la acentuación de las conductas «disruptivas» del menor. Según la última valoración psiquiátrica, sobre la que se sustenta la denuncia, el menor presenta un trastorno de ansiedad generalizado, lo que, por su condición de autista, «eleva el riesgo de suicidio dada su falta de autocontrol y deterioro en funciones ejecutivas».

La familia asegura que el estudiante, según el psiquiatra, sufre un transtorno de ansiedad que eleva el riesgo de intento de suicidio

Los padres han solicitado una reunión para analizar lo sucedido con la consejería andaluza de Educación, que afirma estar pendiente de la evolución del procedimiento judicial. El centro, por su parte, abrió un expediente al profesor y le aplicó los protocolos pertinentes, apartando al educador de esta clase de primero de la ESO. No obstante, la dirección informó a los padres de que no puede hacer nada más porque el docente se rige por el Estatuto de los Trabajadores -no está sujeto al régimen disciplinario de los funcionarios públicos- y, sobre todo, porque el caso ha prescrito, dado que ya han pasado más de seis meses desde que los hechos denunciados tuvieron lugar. De ahí, explicaron, que no pueda adoptarse ninguna otra sanción más allá del cambio de clase, algo que la familia de la víctima rechaza ante la posibilidad de que profesor y alumno coincidan en los pasillos y se agrave el estado de tensión del niño.

Por otra parte, agentes de la Policía Nacional de Cádiz detuvieron en Sanlúcar de Barrameda a un joven por amenazas e intimidaciones a otros menores de la zona con una navaja tipo mariposa. Fuentes policiales explicaron que el detenido forma parte de una banda juvenil que se hace llamar 'Los Mafias', conformada por al menos otros nueve chicos y dedicada a acosar, intimidar y agredir a otros menores en zonas próximas al centro de la ciudad aprovechando el respaldo del grupo, según consta en las denuncias presentadas en la comisaría.

Estas acciones habían creado una «considerable alarma social, aumentada por todo tipo de comentarios y fotografías de este grupo, subidas a distintas redes sociales, incluso protagonizando noticias en los medios locales y provinciales de información», resaltaron. El caso está en manos de la Fiscalía de Menores de Jerez de la Frontera, aunque la operación sigue abierta y no se descartan más detenciones y nuevas denuncias.