El arzobispo de Valladolid da inicio a la Semana Santa de Tordesillas

Ricardo Blázquez, durante su pregón en Tordesillas. /Rodrigo Jiménez
Ricardo Blázquez, durante su pregón en Tordesillas. / Rodrigo Jiménez

Blázquez: «La semana de pasión habla muchos lenguajes como el de la fe, devoción, sufrimiento y la esperanza»

Patricia González
PATRICIA GONZÁLEZTordesillas

El arzobispo de Valladolid y Presidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, fue el encargado de dar el pistoletazo de salida a los ocho días de pasión de Tordesillas. En su pregón, el también cardenal aseguró que «la Semana Santa habla muchos lenguajes. Habla el lenguaje de la fe y la devoción. El lenguaje de la belleza. También habla de nuestra historia, del sufrimiento y de cómo ese sufrimiento se convirtió en esperanza». Tras pronunciar este mensaje, Blázquez, que antes de entonar sus reflexiones realizó una liturgia en el templo tordesillano de San Pedro, también explicó a la multitud de asistentes que esperaba que sus palabras fueran «un estímulo ya que la Semana Santa es una herencia preciosa que hemos recibido, una herencia de siglo que tiene como objetivo reavivar la fe, piedad y devoción y transmitirla a las generaciones venideras por lo que esta transmisión será el mejor de los estímulos para afianzar nuestra identidad».

El arzobispo de Valladolid ensalzó el municipio de Tordesillas: «Es una ciudad acogedora, núcleo de caminos y un municipio con un rico y amplio patrimonio», tampoco quiso dejar pasar la ocasión para recordar uno de los capítulos más importantes de los ocho días de pasión de la localidad. Según explicó, antes de la instauración de las procesiones de disciplina ya en Tordesillas se realizaba «una especie de procesión desde hace siglos con la Cruz del Redentor». Este dato, sirvió al cardenal para realizar varias reflexiones sobre la evolución que la cruz ha tenido en el cristianismo. Las cuatro dimensiones que tiene a su parecer la Semana Santa- «las imágenes pueden inspirarnos ya que conjugan el impulso de la fe y la inspiración artística»- y el sentido que los Castellano y Leoneses dan a las procesiones- «aquí son reflexivas, silenciosas y vamos meditando pero las que no son así también son legítimas»- fueron algunos de los mensajes que Blázquez lanzó en este pregón que contó con la presencia del alcalde de Tordesillas, José Antonio González Poncela, y del presidente de la Junta de Semana Santa, Isaías García, que recordó que «Tordesillas vivirá su semana santa más austera gracias a la dirección general de Turismos de la Junta de Castilla y León que embargó las cuentas de las cofradías«.

 

Fotos

Vídeos