Medina de Rioseco procesiona al Cristo de la Clemencia

Salida de la iglesia de Santiago del Cristo de la Clemencia./M. G. M.
Salida de la iglesia de Santiago del Cristo de la Clemencia. / M. G. M.

La altura de la cruz obliga a los portadores a evidenciar su pericia

Miguel García Marbán
MIGUEL GARCÍA MARBÁN

Rioseco ha celebrado este Martes Santo la procesión del Cristo de la Clemencia, del siglo XVI, debido a la gubia Pedro de Bolduque. De nuevo, como sucede desde 2010, cuando se inició esta procesión, en su salida, la altura de la cruz del paso provocó que los doce cofrades de la joven hermandad tuvieran que esforzarse para que la imagen pudiera pasar bajo el dintel de la puerta.

Más tarde, el Cristo de la Clemencia recorrió las principales calles riosecanas hasta llegar al corro de San Miguel, desde donde entró a la iglesia de Santa María.

Tras una breve oración, el paso salió por la puerta principal de la iglesia al corro de Santa María, desde donde la procesión llegó de nuevo a la iglesia de Santiago.