De Vicente lanza un aviso al vicerrector de la UVA: «Para relacionarse con la Diputación y con su presidente, así no y por ahí no»

Miguel Ángel de Vicente y Noemí Otero. /ICAL
Miguel Ángel de Vicente y Noemí Otero. / ICAL

Acusa al vicerrector del campus María Zambrano de usar la universidad pública para «hacer demagogia política» y le propone un acuerdo en las mismas condiciones que con IE University

Quique Yuste
QUIQUE YUSTESegovia

El presidente de la Diputación de Segovia, Miguel Ángel de Vicente, ha endurecido sus críticas contra el vicerrector del campus de Segovia de la Universidad de Valladolid (UVA), Agustín García Matilla, a quien acusa de utilizar la institución académica como «arma arrojadiza para hacer demagogia política». Tras mostrarse cauteloso el miércoles ante la petición de García Matilla para que el nuevo equipo de gobierno de la Diputación cumpliese el compromiso adquirido por el anterior presidente de la institución, Francisco Vázquez, y apoyase con una partida económica de unos 200.000 euros al campus segoviano, esta mañana De Vicente ha sido contundente en su respuesta. Acompañado por el resto de integrantes de su equipo de gobierno, y durante más de media hora, el presidente de la institución provincial ha desgranado su declaración de intenciones ante la solicitud de García Matilla y ha «escenificado» su preocupación por lo que considera una intención de desgaste político a los dirigentes del Partido Popular, tanto en la Diputación como en la Junta, a tan solo un mes de las elecciones generales. «Le pido al vicerrector que deje de utilizar la universidad pública para hacer demagogia política. Le advierto que para relacionarse con esta Diputación y con este presidente así no y por ahí no. No vamos a llegar a acuerdos de esa manera», subrayó.

Sin nombrar a Francisco Vázquez, De Vicente señaló que el compromiso de la Diputación de financiar parte del equipamiento de la segunda fase del campus todavía no había sido valorado por el nuevo gobierno provincial. No obstante, rechazó «el tono de exigencia» con el que considera que se ha reclamado la cantidad económica a la Diputación. Al igual que el día anterior, señaló que «no es ninguna entidad financiera para que todo el mundo venga a ventanilla».

También ha acusado al vicerrector del campus de Segovia de «tergiversar datos con intereses distintos a los educativos» cuando compara la Universidad de Valladolid con la IE University. «Se contraponen los 1.080 estudiantes de la IE con los más de 2.000 de la UVA», indicó De Vicente, quien comparó los 200 millones de euros de presupuesto que tiene la UVA para 18.000 alumnos con los 58 millones de presupuesto anual que maneja la Diputación para satisfacer las necesidades de 120.000 vecinos de la provincia. «Ya la comparativa hace que la demanda se tenga casi que invertir», dijo. Sin llegar a rechazar el compromiso adquirido hace meses, indicó que la demanda de apoyo es un órdago que no está dispuesto a aceptar. «Le dejo toda la baraja al señor vicerrector», declaró.

No obstante, afirmó que la puerta de la Diputación de Segovia está abierta para alcanzar algún tipo de acuerdo, aunque recuerda que las de educación no son competencias de la institución provincial. De Vicente ofrece al equipo de gobierno de la institución académica el mismo acuerdo que en su día se alcanzó con la SEK y que fue heredado después por la IE University. «Ofrezco a la UVA ceder un edificio histórico en la provincia propiedad de esta Diputación o de algún Ayuntamiento para que con sus presupuestos puedan convertirlo en un centro que acerque su formación a la provincia. A cambio, y al igual que ocurre con la IE University, la Diputación se ofrece a gestionar 50 becas anuales», señaló De Vicente, quien recalcó que son las universidades las que ponen el dinero de las becas (en el caso de la IE casi 1,1 millones de euros al año) y la institución provincial quien las gestiona.

También recordó que los 200.000 euros que la Diputación de Soria destina al campus de la UVA forman parte del plan para luchar contra la despoblación, dotado con cuatro millones de euros procedentes de fondos estatales y autonómicos. Mientras que en Soria desciende año tras año el número de alumnos que estudian en su campus, en Segovia la tendencia es la contraria. «Mal se puede demandar igualdad de condiciones cuando unos van para arriba y otros para abajo», dijo De Vicente, quien aseguró desconocer a qué se destinarían los 200.000 euros reclamados a la Diputación segoviana. «Al principio la idea era destinarlo a infraestructuras deportivas, luego al equipamiento de la segunda fase del campus y ahora se hablaba de financiar becas», recordó. Además, mostró sus dudas sobre la necesidad de contar con esos 200.000 euros cuando las obras del campus han costado 15 millones de euros y puso en tela de juicio otros gastos de la institución académica. «Dedican 450.000 euros a los estudios universitarios de los propios docentes. No entiendo por qué pagan las matrículas como los universitarios», afirmó De Vicente,quien citó también los «casi 490.000 euros para premios de jubilación» o los cursos de verano para los hijos del personal. «Yo les garantizo que los hijos de los alcaldes y concejales de esta provincia no tienen cursos de verano gratis ni por la Diputación ni por el Ayuntamiento», concluyó.