El turismo chino crece en Segovia un 13,5%

Un grupo de turistas chinos en Segovia./El Norte
Un grupo de turistas chinos en Segovia. / El Norte

La oferta para los visitantes asiáticos se ampliará con microwebs a las que se accederá a través de los códigos QR ubicados en las señales turísticas

El Norte
EL NORTESegovia

Los turistas asiáticos, que destacan por ser uno de los que más gastan de media por persona y día, ya forman parte del panorama de la ciudad de Segovia. Todos los días del año, con sol, lluvia o nieve, grupos de visitantes orientales recorren las calles céntricas. Llegan a Segovia en autobús, bajan en Vía Roma y emprenden la ruta hacia el Alcázar después de hacerse las primeras fotos con el Acueducto de telón de fondo. Desde hace años, Segovia es uno de los destinos de España que más visitan. El número de visitantes procedentes de China se ha incrementado un 13,51% en un año hasta alcanzar la cifra de 11.462, según los datos facilitados por la Concejalía de Turismo.

La oferta turística y cultural de la ciudad ha estado presente en el II Foro de Turismo España-China (Fotec), celebrado en Shangha y dirigido fundamentalmente a empresas e instituciones del sector turístico español. Según las estadísticas, las principales motivaciones para los turistas chinos a la hora de elegir destino son el patrimonio cultural, el ambiente bonito y sin contaminación, encontrar escenarios para realizarse fotos, compras, actividades culturales, gastronomía y seguridad. Entre la población china también está muy de moda el turismo de bodas, ya que muchos novios viajan en busca de diferentes escenarios para hacerse fotografías.

Segovia es ciudad Chinese Friendly desde 2012, y desde entonces no ha parado de adaptar su oferta turística. Se han traducido a chino diversos folletos, el plano de la ciudad, la web de Turismo de Segovia y se ha creado una de la ciudad en el país asiático. También se realizan periódicamente actualizaciones de contenido en Weibo (la red social equivalente a Facebook en China) y se está trabajando en la creación de diversas microwebs en chino a las que se accederá a través de los códigos QR ya ubicados en las principales señales turísticas.