Los técnicos no activaron a la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Segovia en la tormenta del 26 de agosto

Tromba de agua que cayó en la capital segoviana el 26 de agosto. /Óscar Costa
Tromba de agua que cayó en la capital segoviana el 26 de agosto. / Óscar Costa

Es una de las razones esgrimidas por algunos de los componentes del equipo para darse de baja, aunque el Ayuntamiento asegura que el procedimiento fue «intachable»

César Blanco Elipe
CÉSAR BLANCO ELIPESegovia

Ni la Policía Local ni los Bomberos de la capital segoviana vieron necesario ni conveniente activar a los miembros de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil del Ayuntamiento cuando la lluvia torrencial que cayó en la tarde del pasado 26 de agosto ocasionó estragos en varios puntos de la ciudad. El mayor, el formidable socavón que engulló dos vehículos en el barrio de San Millán y obligó a desalojar a los vecinos de un bloque de viviendas.

Así se deduce de las palabras del alcalde accidental y portavoz del grupo municipal socialista, Jesús García Zamora, quien ha calificado de «intachable» la forma de proceder de los agentes locales de seguridad y de las dotaciones del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento durante las horas de tensión que se vivieron ese día. Asimismo, ha explicado que la medida de no movilizar a la agrupación de voluntarios obedeció a una «decisión técnica» relacionada principalmente con la complejidad del escenario que generó la tromba de agua y pedrisco.

Niega que el hecho de que no se avisara al se tratara de un «olvido» por parte de los responsables de los cuerpos profesionales de protección civil y de seguridad. En esta línea, Jesús García Zamora hace hincapié en que «lo importante es lo que se hizo, que no fue otra cosa que preservar la integridad de las personas y de sus enseres y garantizar la seguridad del edificio». El concejal ha apostillado que «en esos momentos, solo se piensa en eso».

Varias causas de dimisión

Sin embargo, el hecho de que no fueran activados parta prestar apoyo en esas horas es una de las razones que han esgrimido algunos de los componentes del servicio altruista de Protección Civil dependiente del Ayuntamiento a la hora de registrar su baja este miércoles. Así lo ha desvelado el propio alcalde accidental, que ha actuado de portavoz del Consistorio ante la ausencia de la regidora, Clara Luquero.

Las causas expuestas no se quedan solo en la inmovilización del día 26 de agosto, sino que hay otras y variadas, como ha apostillado el también concejal de Hacienda y Desarrollo Económico y Empleo. García Zamora ha puesto encima de la mesa que también se han producido otras dimisiones justificadas en razones «personales y profesionales», cambios en el trabajo de los implicados e incluso el traslado a otra ciudad, por lo que se hacía imposible compatibilizar esas 'nuevas vidas' con la labor que exige la adscripción en la agrupación de voluntarios.

Quedan tres componentes de quince

En cualquier caso, el alcalde accidental de Segovia niega de plano que esta dotación vaya a desaparecer. Además de especificar que la dimisión no ha sido en bloque, sino que hay tres miembros de los quince que la componen que mantienen su puesto, Jesús García Zamora ha anunciado que la próxima semana se habilitará un nuevo periodo para quienes quieran apuntarse puedan hacerlo, siempre que cumplan las condiciones de ingreso en este servicio altruista dependiente del Ayuntamiento de la ciudad. Esos requisitos están contenidos en el reglamento que se aprobó y que ampara el funcionamiento del colectivo de voluntarios.

Cabe recordar que las dimisiones presentadas este miércoles se han producido menos de un año después de la puesta en marcha de la agrupación, que ya empezó a prestar su apoyo a finales de 2018 en la carrera de fin de año. Desde entonces ha participado en otros eventos multitudinarios como apoyo a la Policía Local y Bomberos, como en la cabalgata de Reyes, en algunos actos de la Semana Santa o en las Ferias y Fiestas de San Juan y San Pedro.

Asimismo, el edil del equipo de gobierno ha aclarado que «no me consta ningún problema» en cuanto a discrepancias o desavenencias que pudiera haber anticipado el desenlace de estas dimisiones, entre las que se encuentra la del propio jefe coordinador de la agrupación.