Una 'app' que simplifica el uso del móvil para los mayores gana el Hackerfest

Participantes en el festival posan en el ágora del campus de la UVA tras recibir los premios. /Óscar Costa
Participantes en el festival posan en el ágora del campus de la UVA tras recibir los premios. / Óscar Costa

El grupo, integrado por alumnos de Ingeniería Informática, ha recibido el respaldo de varias empresas, que les sugieren seguir adelante con un proyecto que ven comercializable

LUIS JAVIER GONÁLEZSegovia

Los creadores de 'Yayo Launcher', una aplicación que simplifica el uso del teléfono móvil para facilitar su utilidad entre las personas mayores, tenían clara la idea desde el principio. Hubo incorporaciones o funcionalidades, pero nunca dudas. «La tecnología va a seguir avanzando siempre y nosotros el día de mañana tendremos esas mismas barreras que ahora estamos intentando romper con estos proyectos», explica Petar Georgiev, encargado de presentar el proyecto tras ser declarado ganador de la primera edición del Hackerfest. La iniciativa de la Universidad de Valladolid congregó a tres grupos –fundamentalmente estudiantes de Ingeniería Informática– durante el fin de semana de Carnaval para plantear proyectos a grandes retos sociales como la violencia de género, la brecha entre generaciones o la movilidad.

El grupo ganador está en tercer y cuarto curso de Ingeniería Informática y tiene habilidades clave como programación en Android o en web que otros grupos desconocían, además de la soltura de practicar más tiempo con ese lenguaje. Por eso, pidieron valorar el esfuerzo de los otros dos grupos participantes –TecnoAbuelos y Callfortha– por superar esas barreras. El grupo ha recibido el empujón de varias empresas que les sugieren seguir adelante con un proyecto que ven «comercializable». Las bases del 'Hackerfest' otorgan al equipo creador los derechos de su proyecto y es una alternativa que tienen abierta.

Carolina Delgado, profesora de Parque Científico, dio los argumentos para el fallo. «Más allá de los requerimientos técnicos, creo que los alumnos han podido ofrecer una respuesta concreta a la pregunta que se planteaba: cómo los abuelos pueden manejarse sin miedo con el móvil. La madurez del desarrollo del software y la respuesta al reto planteado eran dos factores importantes». En función de estas dos variables, se decidió el segundo premio para Callfortha y su idea para que las mujeres compartan sus testimonios sobre violencia de género y el tercero para TecnoAbuelos, una idea más intergeneracional con la parte de márketing muy desarrollada. El premio para el grupo ganador es un paseo en globo, los segundos tendrán un bono en actividades de turismo activo y los terceros disfrutarán de una actividad de escapismo.

«Ahora que ya está instalado el evento, va a quedar para futuros años. Nos ha encantado que los alumnos se hayan encerrado un fin de semana para trabajar en retos sociales. Probablemente, cambiemos la fecha y nos sentemos a hacer una reunión de evaluación con ellos para que nos digan si los tiempos fueron suficientes. Nos parece muy importante el 'feed-back' de esta primera edición», resume Delgado. Los estudiantes esbozan su veredicto: ven natural que haya habido una participación mejorable por ser la primera edición y preferirían que se celebrase a principio de curso porque en estas fechas hay ya mucho alumnado que está de prácticas en empresas y no ha podido asistir.

El vicerrector de la UVA en Segovia, Agustín García Matilla, agradeció el «trabajo ingente» del fin de semana y bromeó sobre el éxito del catering al hablar de estudiantes «bien alimentados» mientras estos soltaban alguna risa cómplice entre el alumnado asistente a la hemeroteca del campus María Zambrano. Matilla apreció el carácter social de los proyectos y recalcó el compromiso del campus en que la tecnología tenga «ese componente ético sobre nuestro planeta y nosotros como seres humanos».

Continuidad

La concejala de Juventud del Ayuntamiento de Segovia, Marta Gutiérrez, entregó el primer premio y auguró «muchas ediciones» por delante. «No tengo tantos conocimiento para valorar cuál es la más completa, pero habéis sido sensibles hacia la población más vulnerable, y eso es de agradecer». Una responsable de la empresa tecnológica Cognizant entregó el segundo de los premio de este primer HackerFest, dirigido a la búsqueda de soluciones innovadoras a problemas del día a día con la aportación y el conocimiento que da el talento y la tecnología 'made in Segovia'. Los participantes se han probado a sí mismos, no solo desarrollando sus habilidades tecnológicas sino también otras destrezas como la comunicación, trabajo en equipo, resistencia al estrés o la resolución de retos en entornos de presión.